Beteta, en la Serranía de Cuenca

La pequeña población de Beteta situada en la zona más septentrional de la provincia de Cuenca, representa un bonito pueblo de serrano con un tesoro que enriquece el término municipal donde brotan las aguas minerales de "Solán de Cabras" incluyendo un balneario.

Así, la pobalción de Beteta, elevada sobre un pedestal rocoso alberga varios tesoros monumentales como el Castillo de Rochafrida, la Iglesia parroquial dedicada a la Asunción y la Ermita de la Virgen de la Rosa, mientras que en el centro de la localidad se encuentra la bonita Plaza porticada y el Palacio de los Marqueses de Ariza, un edificio que hoy ha sido convertido en un polideportivo.

El agua minera de la zona ha sido artífice de un espacio natural que se ha vuelto sumamente conocido en la zona siendo además uno de los más bonitos de la Serranía de Cuenca, como es la Hoz de Beteta, un sitio increíble que las aguas del río Guadiela ha ido excavando durante millones de años y dando una peculiar forma.


Ya en el interior del barranco se ha creado un microclima dando como resultado el crecimiento de numerosas especies vegetales, una rica flora que sumada a la espectacularidad de las paredes de piedra caliza le ha valido la declaración de Monumento Natural.

En el casco urbano de Beteta, coronado por la ruinas del castillos de Rochafrida puede visitarse la Plaza Mayor con las pintorescas balconadas de madera y recorrer también las calles empedradas de la población donde existen varias casonas blasonadas.

En los alrededores de Beteta y a solo unos tres kilómetros del centro de la villa se encuentra la protagonista del lugar, se trata de la Laguna Grande de El Tobar, aguas que permiten la presencia de una rica fauna lacustre.

La mina romana es otra de las visitas casi obligada para los viajeros que visitan la zona, esta mina se encuentra en el pequeño municipio de Cueva de Hierro, situado a unos seis kilómetros de Beteta. La antigua mina de hierro fue en el paso explotada por los romanos que ocupaban el área.

La última actividad minera en la zona fue a mediados del siglo pasado y después de su abandono fue habilitada como atracción turística que hoy puede visitarse realizando un interesante recorrido guiado por su interior.

Inauguración del Urso Hotel Madrid

Abre sus puertas en la ciudad de Madrid el Urso Hotel & Spa, primer hotel boutique de cinco estrellas de la capital española, situado entre los barrios de Chamberí, Tribunal y Chueca.

Este magnífico y elegante hotel es el resultado de la remodelación de un antiguo palacio construido en 1915, una obra realizad por el arquitecto e interiorista Antonio Obrador que ofrece a sus huéspedes numerosos espacios especialmente decorados y ambientados para acoger todo tipo de eventos, tanto sociales como empresariales.

El nuevo Urso Hotel & Spa ofrece bonitas salas de diseño minimalista totalmente equipadas con la última tecnología con cabida para cien personas en cada uno de los tres espacios ideal para eventos y banquetes.

El nuevo establecimiento Urso Hotel & Spa dispone de 78 habitaciones, de las cuales 29 son habitaciones dobles, 31 Deluxce, 13 junior suite, 2 junior suite con terraza, una suite y dos suites que además ofrecen un espacio con terraza privada y una zona de estar.


Todas las habitaciones son amplias y luminosas, decoradas con estilo elegante y un diseño cuidado en todo sus detalles, características que distinguen a un hotel boutique cinco estrellas, que incluye spa, varias salas de tratamientos y piscina interior.

En el caso de la Suite principal del Urso los huéspedes dispondrán de una sala de estar y también de un dormitorio independiente, como también de un salón independiente del dormitorio ideal para una reunión de negocios.

La ubicación privilegiada que ofrece el Urso Hotel & Spa, sumado al confort, la elegancia y la tecnología de la que dispone el establecimiento tienen como objetivo alcanzar un público cosmopolita pero en el que se destacan el trato personalizado y la calidad de sus servicios.

El Urso Hotel & Spa abre sus puerta con tarifas promocionales que van desde los 150 euros en habitación doble y desde los 500 euros en la Suite con terraza.

Hoteles antiguos en Madrid: Posada del Peine

La capital española ofrece a sus visitantes numerosas opciones de alojamiento desde los más lujosos cinco estrellas hasta bonitas posadas y hoteles antiguos que guardan todo el encanto del pasado. Entre ellos el Posada del Peine, situado junto a la emblemática Plaza Mayor, es uno de los hoteles más antiguos de Madrid pero también de España.

De allí, que quienes visiten la ciudad tienen la oportunidad de alojarse no solo en uno de los hoteles con más historia sino también disfrutar.  Fundada en el año 1610 la Posada del Peine cuenta con una entrada situada en un edificio contiguo al principal y una bonita fachada coronada con un templete donde puede admirarse un antiguo reloj.

La Posada del Peine se encuentra en el lugar donde en el pasado hacían su parada en Madrid las diligencias, ya para comienzos del 1800 las instalaciones fueron ampliadas y en 1891 se construyó el tercer edificio de esta posada que pasó a tener 150 habitaciones.

En 1970 el hotel fue cerrado oficialmente al público y recién fue reabierto en 2005, siendo restaurado pero manteniendo el encanto original que siempre ha tenido desde que fuera construido en la calle Postas 17 de Madrid, siendo hoy gestionado por la cadena hotelera High Tech.


El peculiar nombre de la Posada del Peine se debe a que a los viajeros les ofrecía el servicio de “cama, lavabo y peine”, pero los tiempos han cambiado y hoy este hotel es un confortable alojamiento y un espacio único con mucha historia.

Renovado el hotel se ha convertido hoy en un alojamiento de última generación conservando sin embargo todo su encanto histórico ensamblado con servicios innovadores de la tecnología actual como iPad, WiFi gratis en todas las habitaciones, además de admitir mascotas.

Los huéspedes de la Posada del Peine pueden optar por las habitaciones dobles de uso individual, triples, cuádruples o séxtuples, ideales para grupos o familias con niños que desean disfrutar de una estancia confortable sin renunciar a la experiencia inolvidable de alojarse en un hotel con más de cuatrocientos años de historia.

Todas las habitaciones cuenta con baño privado, ducha hidromasaje, amenities, televisión, WiFi gratis, todas con diseños exclusivos, mientras que el hotel Posada del Peine también ofrece variados servicios a sus huéspedes como alquiler de bicicletas, sala de negocios con fotocopiadora, fax e internet, además de entradas a museos, teatros y espectáculos y parking con descuento junto al establecimiento.

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros por Publicidad Blogs