Fira de Santa Llúcia, Barcelona

Ya es una tradición que durante el mes de diciembre se realice en Barcelona la Fira de Santa Llúcia que se instala en la Avenida de la Catedral, un espacio ideal para comprar todo tipo de artesanías, además de las clásicas figuras y árboles navideños para decorar la casa.

Esta feria tiene mucha historia y es uno de los eventos por excelencia de la navidad en Barcelona con cientos de paradas y puestos dedicados a las fiestas tradicionales de fin de año donde es posible encontrar los más bellos y delicados belenes, papás Noel y todo tipo de figuras alusivas.

Existen también puestos dedicados a los árboles navideños y todos aquellos complementos de decoración que van desde musgo hasta pequeños troncos que se utilizan para festejar el denominado “Caga Tió” una antigua tradición catalana.


Los objetos artesanales también están siempre presente a través de bonitas propuestas de bisutería hasta objetos realizados en metal, madera y distintos textiles.

Esta magnífica y pintoresca Fira de Santa Llúcia se realiza desde 1786 en la ciudad de Barcelona y se ha celebrado de formar ininterrumpida inclusive cuando la ciudad debió afrontar la epidemia de fiebre amarilla en 1860.

Según cuenta la historia Santa Llúcia es conocida como la patrona de las modistas, sastres y de todos aquéllos que trabajan el arte de la aguja, pero también lo es de los ciegos y por ello popularmente como la “la abogada de la vista”.

Cada año durante la celebración de la Fira de Santa Llúcia se ofrecen diferentes espectáculos y se dan a conocer cada día algunas de las viejas tradiciones que se realizan tanto previo como durante la Navidad.

Si visitas Barcelona durante el mes de diciembre no dejes de visitar la pintoresca Fira de Santa Llúcia y disfruta también de las exposiciones de Belenes que se realizan en distintos puntos de la ciudad.

Úbeda y Baeza, ciudades Patrimonio de la Humanidad

Quien visite España tendrá la posibilidad de conocer algunas de las ciudades declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco que junto con espacios naturales de gran belleza y construcciones prerrománicas, mudéjares o modernistas se suman a los conjuntos monumentales que albergan las villas de Úbeda y Baeza. Situadas en pleno corazón de Jaén, las ciudades de Úbeda y Baeza son muestra de todo el esplendor del Renacimiento de los siglos XVI y XVII en Andalucía, pero también representan un claro ejemplo de los cánones de este estilo que comenzaron a verse en la España de esa época.

En ambas ciudades el modelo urbanístico se repite con claras influencias de la cultura italiana pero dotado con características propias que pueden admirarse en sus monumentos y edificios rodeados además de un paisaje natural maravilloso. Así, en Úbeda se destacan los verdes olivares que sirven para delimitar la riqueza monumental de la ciudad y dan paso a hermosas fachadas de piedra labrada, destacándose la Plaza de Vázquez de Molina donde se reúnen muestras renacentistas.

Entre los monumentos religiosos Úbeda alberga la Sacra Capilla del Salvador, la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares y el magnífico Palacio de las Cadenas le remitirán a los días de máximo apogeo de Úbeda. Un espectacular conjunto en perfecto estado de conservación es el mayor atractivo que Úbeda ofrece a sus visitantes, donde es posible admirar bellas portadas platerescas y patios de doble galería con arcos superpuestos.


Ya en Baeza muy cerca de Úbeda compite con ella en monumentalidad y riquezas artísticas, a pesar que aquí el acento está puesto en las construcciones de tipo religioso. Baeza es una ciudad con encanto que alberga un increíble patrimonio renacentista con joyas realmente valiosas ubicada en torno a la Catedral de marcado estilo plateresco.

Las bellezas de estas fachadas se destacan en edificios como el Palacio de Jabalquinto o el Seminario de San Felipe Neri. Otro rincón que forma parte del recorrido turístico y cultural por Baeza es la Plaza del Pópulo donde se encuentra la Casa del Pópulo, la Fuente de los Leones y la antigua Carnicería, además de otros palacios y hermosas casas palaciegas que fueron habitadas en el pasado por nobles y aristócratas.

Tanto Úbeda como Baeza representan dos localidades jiennenses íntimamente ligadas por una historia común, detalle no menor ya que fue una de las razones por las cuales la Unesco las incluyó como Patrimonio de la Humanidad, ambas habitadas por romanos y árabes pero también viviendo su gran momento de gloria durante el Renacimiento, época de bonanza económica que quedó reflejada en sus riquezas históricas.

Hotel Abalú en Madrid

En el castizo barrio de Malasaña, apareció este hotel boutique y de diseño de las noches madrileñas y el garabateo radikal que tardó unos años en estrenar recepción a pie de la calle Pez. Las últimas reformas ampliaron el número de habitaciones con cinco nuevas junior suite equipadas con caprichos tecnológicos -¡home cinema incluido!- y otros placeres como el jacuzzi de obra o la bañera exenta de piedra traída de Tailandia plantada en medio de la estancia.

La gracia de este lugar estriba en su ambiente boutique (no en vano, las piezas que intervienen en su decoración están a la venta) firmado por el equipo del diseñador de moda Luis Delgado. Asepsia ornamental, comodidad tecnológica, calidez en algunas estancias, destemplanza en otras.

Todo a precios más asequibles que los vigentes en hoteles de diseño en la capital de España. Al gusto de una clientela joven que no gasta mucho pero consume con criterio. Y el aliciente añadido de su emplazamiento, en pleno cogollo de la movida nocturna. Así pues, nada recomendable para viajeros serios o insomnes.

Una de sus últimas golosinas desempapeladas es el bar Beauty, un local decorado por Luis Delgado al estilo años cincuenta, un tanto retro, divertido y cosmopolita. Nadie se pierde su primera copa tras la función del teatro Alfil. De buena mañana y durante los fines de semana, siete desayunos gourmet, uno para cada estado de ánimo. El ambiente informal. El emplazamiento, en el barrio de Malasaña, de lo más céntrico.


La rehabilitación de su fachada ha causado impacto en los vecinos y llama la atención de los transeúntes, en cuanto a las habitaciones es posible optar entre las individuales, dobles, dobles especiales, junior, junior suites, suites y apartamentos, todas con calefacción, aire acondicionado, acceso a internet, ordenador personal, Tv color, monitor plano de TV LCD/Plasma, TV satelite, lector DVD, mesa de trabajo, caja fuerte, minibar de pago, plancha, habitaciones no fumadores, albornoz, secador de pelo, cosméticos para la mujer.

El hotel cuenta además con servicio 24 horas, cafetería y bar, garaje, zona WiFi, salas de convenciones con capacidad para 10personas , sauna-ducha, salón de estar, business centre y transporte al aeropuerto.

Entre las muchas sorpresas que depara el madrileño hotel Abalú, sus suites tecnológicas hacen furor entre los amantes de la domótica y el sonido envolvente, frente a la cama, una pantalla de tres metros cuadrados permite navegar por Internet, por la red interna del hotel y, sobre todo, organizar pases privados de cine gracias a un proyector con sistema home cinema. Un ordenador Mac mini lo controla todo.

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros por Publicidad Blogs