Baños árabes de Madrid

Sobre lo que fue en el pasado un antiguo aljibe fuerons construidos unos peculiares baños árabes de Madrid, se trata de Hammam Al Ándalus. Así como en Granada y otras ciudades de España existe también esta propuesta en la capital española.

El Hammam Al Ándalus de Madrid se encuentra ubicado en la calle Atocha nro. 14, muy cerca de la tradicional Plaza Mayor de la ciudad, un magnífico espacio que como se dijo se asienta sobre un aljibe árabe aprovechando el material bien conservado que brinda al lugar todo el aspecto de un típico baño árabe.

Si bien los árabes estuvieron en la mayor parte de España aún no se han encontrado antecedentes de algún baño árabe en Madrid, por lo tanto queda claro que el Hammam Al Ándalus es una recreación. 

Cabe recordar que que este espacio no es un spa y siguiendo con la tradición de los Hamman árabes este lugar es también diferente al que puede encontrarse en Turquía, pues aprovechando el legado romano los árabes guardaban mayor relación con las termas romanas.


Así, en las antiguas termas era común encontrar tres salas con aguas a diferentes temperaturas, fría, templada y caliente, pero disponiendo también de distintas zonas dedicadas al descanso y a disfrutar de una relajante masaje corporal.

Al ingresar al Hammam Al Ándalus de Madrid el visitante accede a magníficas instalaciones con un servicio que incluye un recorrido de poco más de una hora a través de tres termas.

El Hammam Al Ándalus de Madrid dispone también de un baño turco, una sala de descanso donde es posible beber un té y una sala de aromas donde cada uno puede elegir la esencia que más le agrada para disfrutar de un masaje.

Se trata de una experiencia para los sentidos ya que la idea es que el visitante disfrute con el olfato de las fragancias del hamman pero también la vista de un antiugo baño árabe, música suave, degustación de diferentes tés que están a disposición de los clientes y por fin disfrutar del masaje.

Alfaro, antigua ciudad de La Rioja

Alfaro, antigua ciudad de La Rioja guarda aún hoy recuerdos de sus orígenes del siglo VI a.C cuando su territorio estaba ocupado por los Íberos a los que sucedierons los celtas y después los romanos que la llamaron Gracurris. Felipe IV de Aragón, le otorgó el título de ciudad a Alfaro en el año 1629 y un paseo por el centro de la villa nos permitirá descubrir gran parte de su historia.

Y es que en el casco antiguo de Alfaro existen templos y palacios que fueran testigos de su pasado de esplendor tales como el Palacio Abacial del siglo XVIII o la Colegiata de San Miguel, de estilo barroco construida a fines del siglo XVII.

Existe también en Alfaro, ciudad situada a solo 70 kilómedros de Logroño, un yacimiento arqueológico conocido como las Eras de San Martín y un Ninfeo Romano declarado Bien de Interés Cultural.


Se dice que Alfaro es uno de los pocos municipio riojanos que tiene los orígenes documentados más antiguos, a pesar de que turísticamente su mayor atractivo se centra en la Colegiata de San Miguel, por ser el templo más grande de La Rioja.

Los Sotos del Ebro también representan un excelente opción para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre, declarados como Reserva Natural es otra de las visitas casi obligadas durante su estancia en Alfaro con un Centro de Interpretación que brinda toda la información sobre este espacio.

También son famosas en Alfaro la colonia de cigüeñas blancas que constituyen hoy la de mayor concentración mundial en un solo lugar, llegando a contabilizarse más de cien nidos de estas aves cuya proliferación se debe a la proximidad del Ebro y los cultivos de regadío que abundan en la zona.   

Imposible no deslumbrarse con el magnífico espectáculo de ver tal cantidad de cigüeñas sobrevolando el cielo de Alfaro, una experiencia inolvidable, al igual que dar un paseo por el Monte Yerga o disfrutar de las fiestas de San Roque, un evento que se lleva a cabo a mediados de agosto y donde abundan la música, la alegría y hasta desfiles de gigantes y cabezudos.

Camino de Santiago, camino del reciclaje

Llegan las vacaciones de verano y quizás aún no tienes planes o un destino ya definido para disfrutar a pleno de ese tan ansiado tiempo libre. Nosotros te proponemos algo diferente, nada de playa y mar, pero si naturaleza, algo de aventura y un espacio para disfrutar en familia, en pareja o con amigos como es el Camino de Santiago.

Una ruta que recorren cada año peregrinos llegados de distintas partes del mundo, el Camino de Santiago, reconocido por el Parlamento Europeo que los designó recientemente como Primer Itinerario Cultural Europeo, es sin lugar a dudas una atractiva propuesta para estas vacaciones. Muy recorrido durante la Edad Media, el Camino de Santiago se transformó con el paso del tiempo en un hecho religioso y cultural destacable de gran importancia, tal es así que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


El “Francés” es sin lugar a dudas el Camino de Santiago de mayor relevancia histórica y en el que confluyen la mayoría de las vías medievales de peregrinación de Europa con un entorno natural insuperable.

Si decides recorrer el Camino Francés que comienza en los Pirineos y dos variantes dependiendo del punto de entrada que elijas: Roncesvalles por Navarra o Somport por Aragón, tendrás la oportunidad de participar del nuevo proyecto de Ecoembes, la organización ambiental que promueve la sostenibilidad del medio ambiente a través del reciclaje de envases domésticos.

Los dos itinerarios del Camino Francés atraviesan el territorio de La Rioja y Castilla y León en dirección a Galicia, todo un reto personal que supone un recorrido tan extenso pero también rico en experiencias personales.

Recorrer el Camino de Santiago es un modo original y totalmente diferente de hacer turismo por el norte de España, sirviendo de inspiración a la nueva propuesta de Ecoembes "Camino de la Colaboración Camino del Reciclaje" que lleva un mensaje concienciador del cuidado de los variados entornos que existen a lo largo de este recorrido.

Camino de la colaboración. Camino del Reciclaje

Con el denominado proyecto “Camino de la colaboración. Camino del Reciclaje” colaboran los albergues de peregrinos del Camino Francés de Castilla y León y Galicia. Un atractivo más si eres de los que no solo disfruta de la naturaleza sino que también respetas el entorno que te rodea, pues tendrás la posibilidad de ser parte de los que fomentan el reciclaje respetando la naturaleza.

Este es un proyecto relacionado con el cuidado del medioambiente y una iniciativa que, aunada a los esfuerzos de la Xunta de Galicia, la Junta de Castilla y León y Ecoembes, busca crear una conciencia ecológica precisamente entre los peregrinos del Camino a Santiago, apoyando la conservación y el cuidado medioambiental en el tramo del Camino Francés que atraviesa los territorios de Galicia y Castilla y León.

Así, las provincias de Burgos, Palencia, León, Lugo y A Coruña y más de 250 albergues se unen para ofrecerte a ti y a todos los peregrinos una experiencia única basada en el respeto al medioambiente a través de algo tan simple como el reciclaje de envases.


¡Conviértete en un #EcoPeregrino! y se parte de esta corriente de “conciencia ecológica” a través del reciclaje de envases en el Camino a Santiago, un trayecto espiritual pero también una vía ideal para disfrutar a pleno de la naturaleza y que a través de información útil y didáctica promueve la importancia de una correcta separación de envases, recogida selectiva y posterior reciclaje.

Con el objetivo de facilitar la labor a los peregrinos y que esta iniciativa "Camino de la colaboración. Camino del Reciclaje" sea todo un éxito los albergues cumplen un papel fundamental ya que funcionan como catalizador del proyecto y a lo largo del recorrido y son el lugar ideal donde podrás depositar los envases que generes en cada etapa del camino.

Entonces, si está en tus planes hacer el Camino de Santiago, vives en España y tienes más de 18 años no dejes de compartir esta propuesta en tus perfiles de Twitter o Instagram con solo subir una fotografía tuya en alguno de los bellos rincones naturales del Camino.

Pero, además de colaborar con la conservación del medioambiente podrás ganar un pack de experiencias y para participar solo deberás subir tu foto entre el 29 de Junio y el 30 de Septiembre. Para hacerlo puedes utilizar dos hashtags: #EcoPeregrino y el nombre de la provincia en la que te encuentres: #Burgos, #Palencia, #León, #ACoruña o #Lugo.


Ten en cuenta que en la fotografía que decidas compartir en las redes sociales debe aparecer alguno de estos elementos: contenedores, carteles, kit del peregrino de Ecoembes o bien una espacio natural de alguna de las etapas del Camino y hasta una persona reciclando. Las fotografías enviadas por cada #EcoPeregrino formarán parte de la galería web llamada “El Camino de la Colaboración” y será un punto de encuentro entre todos los peregrinos que hagan este recorrido.

Si te resultan atractivas las propuestas de hacer el Camino de Santiago en estas vacaciones de verano, disfrutar de la naturaleza y la aventura cuidando además del medioambiente, no lo dudes ¡Conviértete en un #EcoPeregrino!

Águilas ciudad enclavada en plena Costa Cálida

La región de Murcia pesar de haberse hecho conocida por sus bellísimas playas, conserva un gran número de peculiares bellezas por descubrir, gracias a sus entornos naturales y contrastes en los que reside el mayor atractivo.

Diversidad paisajística y ecológica forman parte del atractivo de la región de Murcia a los que se suma su clima mediterráneo, de escasas precipitaciones y suaves temperaturas invernales con un microclima que invita al bienestar.

Además de su costa, que cuenta con hasta doscientas playas en sus dos mares, el Mediterráneo y el Mar Menor, también existen ciudades portuarias con mucho encanto como Águilas, enclavada en plena Costa Cálida.

Águilas, fue en el pasado un puerto romano de pescadores y que durante el siglo XIX se convirtió en un importante enclave minero conservándose aún el embarcadero del Hornillo, desde donde se cargaba hierro, plomo y plata procedentes de explotaciones cercanas.

Una visita a Águilas permitirá al turista descubrir un casco urbano con el típico encanto de los pueblos marineros y donde existen bellos jardines como el de la Plaza de España y monumentos como el Ayuntamiento que data del siglo XIX, además de la iglesia parroquial de San José que alberga la imagen de la patrona de la ciudad.


Ya en lo alto de la zona antigua de Águilas se alza sobre un promontorio el castillo-fortaleza de San Juan de Águilas, una construcción que data del año 1579 y que tuvo como finalidad la defensa de la población. Interesante para conocer un poco más de la historia de Águilas es el Museo Arqueológico y las Termas Romanas, además de la Torre de Cope construida en el siglo XVI.

Pero no solo la historia y los monumentos de Águilas representan un atractivo para sus visitantes, también lo es el extenso litoral que ofrece este destino turístico con 34 kilómetros de costa donde abundan las playas solitarias como La Carolina y La Higuerica sino también bonitas calas, siendo una zona especialmente recomendada para la práctica de submarinismo.

Ya el embarcadero del Hornillo, enclavado a lo largo de una bahía es el lugar para disfrutar de la Playa Amarilla y descubrir la pequeña isla del Fraile, una gran obra arquitectónica totalmente construida a base de hierro y hormigón.

Por su parte las Termas romanas, descubiertas en 1790 en la calle Rey Carlos III ofrece hoy una exposición y restos arqueológicos que reproducen el antiguo edificio termal. Por último, para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre, muy cerca de Águilas, no pueden dejar de visitar el “Paisaje Protegido Cuatro Calas”, un espacio protegido situado en el extremo sur-occidental de la Región de Murcia, en el límite de Almería.

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros