Callejeando por Salobreña

El bonito poblado de Salobreña ubicado en el centro de la Costa Tropical, es además de un sitio perfecto para descansar y relajarse disfrutando del mar y su bello entorno natural, un lugar que ofrece sitios interesantes a través de los cuales puede conocerse un poco más de su historia. 

A solo 45 minutos de Granada, Salobreña permite a los turistas disfrutar de su fantástico clima y recorrer esta zona comenzando por los barrios ubicados tanto juntos como en el interior de la muralla defensiva levantada durante la Edad Media, una de las tantas huellas que han quedado de otras civilizaciones que lograron hacer de este sitio costero uno de los lugares más infranqueables de la región. 

Barrios como el del Brocal, La Loma, La Fuente o Albaycín representan un verdadero viaje en el tiempo ya que se conservan lugares y rincones que cuenta su historia y muestran algunas de sus tradiciones. 

Sobre todo en su casco histórico,  sorprenden los bonitos contrastes de casas blancas y encaladas que se encuentran dispersas por la montaña coronando el paisaje su magnífico castillo árabe de 110 metros sobre el nivel del mar. 


También, en el Paseo Marítimo además de sus bonitas playas y calas naturales es posible comprender como se mantenían resguardados de los invasores en el pasado.

Entre sus monumentos y enclaves más relevantes vale la pena reservar unas horas y visitar el castillo árabe, además de la bella Iglesia del Rosario de estilo mudéjar, además de la Torre del Brocal y la bóveda de la plaza y para obtener vistas increíbles nada mejor que llegarse hasta alguno de sus miradores tanto el del Póstigo como el de Albayacín. 

Quienes gustan del turismo cultural tienen la posibilidad en Salobreña apuntarse en alguna de las visitas y recorridos guiados que han sido organizados por la Oficina Municipal de Turismo. 

Los recorridos guiados ofrecen varias opciones con itinerario que recorren el casco histórico y cuenta la historia de Salobreña o una entretenida visita guiada pero en bicicleta recorriendo tanto la ciudad como sus alrededores y conocer también los oficios y las artesanías que se realizan en la ciudad.

Museo de Ciencias Naturales de Madrid

De visita por la ciudad de Madrid el Museo de Ciencias Naturales de la ciudad es una excelente opción para disfrutar de una tarde cultural, en especial si se ha viajado con niños ya que los pequeños disfrutarán de las sorprendentes colecciones y un programa de actividades interesantes.

Situado en la calle José Gutiérrez Abascal, 2, el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid ofrece una amplia colección que representa la fauna mundial, incluyendo numerosos animales salvajes disecados y hasta una especie extinta como es el Tigre de Tasmania.

Algunas de estas fantásticas colecciones son de reptiles, aves, anfibios y mamíferos, pero también es posible ver temas de prehistoria, arte y geología y algo que encanto a los niños como son los dinosaurios a través de inmensos esqueletos situados en la sección minerales, fósiles y evolución humana.


Construido en el año 1881 por Fernando de la Torriente la estructura del edificio es de hierro y cristal, rodeado de bonitos jardines donde hay un estanque y monumentos en conmemoración a Isabel la Católica y a la Constitución de 1978, una de las exposiciones del Museo de Ciencias Naturales de Madrid está dedicada al Mediterráneo y allí es posible ver un calamar enorme de siete metros conservado en alcohol.

Este museo tiene como objetivo principal promover la percepción social de la ciencia como también de la riqueza del patrimonio natural más variado, siendo hoy una institución de de vanguardia en el ámbito museístico única en España.

Una visita que no defrauda a quienes gustan de la naturaleza y la historia el horario de visita del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid es de martes a viernes, domingos, festivos y lunes festivos de 10.00 a 17.00 horas, en tanto que los días sábados, y domingos previos a festivos es a partir de las 10.00 y hasta las 20.00 horas.

Museo Chicote Madrid

Clásicos como el Museo Chicote en Madrid ha sido durante más de ocho décadas testigo de grandes acontecimientos de la capital española. Un sitio que a pesar de ser popular también fue uno de los sitios predilectos de la alta sociedad de cada época ofreciendo los mejores cócteles.

En su decoración se distinguen fotografía que adornan las paredes y muchas leyendas que hablan de grandes mitos del cine de todos los tiempos que visitaron el Museo Chicote tales como Ava Gardner, Frank Sinatra y Pedro Almodóvar.

Y es que Chicote fue la primera coctelería de España y es hoy también la más antigua, una fama que la hace aún hoy el lugar predilecto para tomar una copa después del trabajo, para disfrutar también de una estética que no ha cambiado a pesar del paso del tiempo, conservando el mobiliario y hasta el mismo diseño que en 1931, para su apertura, realizara el arquitecto Luis Gutierrez Soto.


Sin embargo, ciertas cosas han cambiado pues el Museo Chicote  ha añadido a sus propuesta algo más que cócteles y ahora ofrece una carta de picoteo que acompaña los más de cincuenta cócteles que propone el barman Chema Insausti, desde los más tradicionales como el Mai-Tai hasta el Hemingway, Alaska y el especial Museo Chicote.

Las propuestas de picoteo incluyen croquetas de cerdo ibérico, tartar de lubina con salsa de caviar y también especiales como las hamburguesas de rabo de toro, en tanto que para el postre nada mejor que una deliciosa panna cotta de mascarpone.

Ya, durante los domingos la especialidad es el tan de moda brunch y después sigue una sesión de DJ a como sobremesa y que dura hasta el cierre del local a las 21.30 horas. Museo Chicote, un pasado y un presente que lo hace el sitio frecuentado por personas de todas las edades desde jóvenes hasta parejas que tienen una buena excusa para hacer más larga una velada especial en la bella ciudad de Madrid.

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros por Publicidad Blogs