El Raval, barrio emblemático de Barcelona

Con solo dar un paseo por las calles del barrio El Raval en Barcelona el visitante descubrirá un mundo fascinante en el que conviven diferentes culturas, un lugar donde se mezclan la música latinoamericana, tiendas chinas y antiguos bares catalanes.

Así, El Raval, un barrio en el corazón de Barcelona es una de las áreas urbanas más densamente pobladas del mundo con más de cuarenta y siete mil personas en solo 1,1 kilómetros cuadrados de territorio. De un lado del barrio están Las Ramblas y del otro la avenida, limitando además con el puerto de Barcelona y la Ronda San Antoni, en lo que originalmente era una zona de grandes extensiones donde abundaban las huertas en las que se cultivaban infinidad de verduras y hortalizas que servían para atender las necesidades de la antigua ciudad amurallada.

Tras la Revolución Industrial este barrio fue tomado por las fábricas y sus alrededores se convirtieron en barrios donde vivían los trabajadores, hasta que a comienzos del siglo pasado de El Raval en la zona sur se tornó en un lugar donde proliferaba la prostitución y el tráfico de drogas.

Por muchos años El Raval fue también conocido popularmente como el Barrio Chino y siguió siendo un sitio con muchos problemas sociales hasta que el gobierno decidió a fines de la década de los años 80 llevar a cabo una gran transformación urbana con vistas a los Juegos Olímpicos del Verano de 1992.


Estas obras incluyeron este barrio que sufrió mudanzas importantes, ya que nuevas casas fueron construidas, las calles se volvieron más atrayentes y se crearon plazas y parques, además de construirse la Rambla del Raval en el corazón del distrito donde hoy sigue erguida una enorme escultura que representa un gato, creación del artista colombiano Fernando Botero.

En la actualidad el barrio El Raval es un importante punto turístico que alberga varias instituciones culturales como el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y el Centro de Cultura Contemporánea.

También proliferaron los teatros, centros culturales y galerías de arte, todo gracias a una nueva tendencia de bohemios e intelectuales que se establecieron en el lugar. También surgieron varios restaurantes incluyendo el famoso Dos Palillos, conocido como uno de los mejores de la ciudad de Barcelona, existiendo también buenas propuestas de cocina gourmet, vegetariana, tapas catalanas y diferentes restaurantes étnicos que confieren al barrio El Raval un sabor muy especial.

Bares, cafés y mucha música en vivo, además de una vida nocturna con buenas ofertas de diversión que incluyen el flamenco, salsa, música electrónica y Gypsy Jazz, entre otros ritmos, que se mezclan con antiguos y clásicos lugares como el Bar Marsella, London Bar que eran frecuentados por personalidades como Picasso, Dalí y Hemmingway.

Por último, imposible no hacer una visita al tradicional mercado La Boqueria y las nostálgicas tiendas que aún siguen presentes al mejor estilo vintage en la calle Ribera Baixa o la Filmoteca de Catalunya, todos ellos tesoros que cuentan su historia en este fascinante barrio de El Raval.

La Salvaora, feria tradicional de Cádiz

Disfrutar de las hermosas playas y el buen clima de Cádiz para las próximas vacaciones de verano puede ser también una buena excusa para asistir a La Salvaora, una tradicional feria que tiene lugar en la ciudad de Línea de la Concepción, al sur de la provincia de Cádiz, Andalucía.

Es en esta bonita ciudad donde cada año se realiza en el mes de julio La Salvaora una fiesta que ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía y su nombre le fue dado en la antigüedad por ser un evento que “salvaba” a la población gracias al aumento de las ventas y ganancias de otras ferias que se organizaban por la región.

La Salvaora comienza un un viernes con la coronación de la Reina y continua el sábado con la celebración de cabalgatas y el famoso Domingo Rociero cuando se celebra una misa que siempre organiza la Hermandad del Rocío en el plaza del Santuario de la Inmaculada. Ese día también la población sale a las calles para disfrutar de una jornada de fiesta, baila y canto.

Durante los días que dura La Salvaora también se celebras festejos taurinos y varias ferias gastronómicas. También se organizan concursos de pesca, baile con orquestas y una celebración especial dedicada a la Virgen del Carmen que incluye una bonita procesión marítima y terrestre, además de verbenas.


Si visitas La Línea de la concepción también podrás disfrutar de las hermosas costas de esta ciudad, la de poniente y la de levante. Son once kilómetros de playas entre las que destacan la de La Alcaidesa, la de Santa Bárbara, como también la playa de El Burgo, Sobrevela, Torrenueva, Portichuelos, Atunara y de Poniente.

Ya en la costa de Levante, existen varias playas que han sido premiadas con la bandera azul, por lo cual tienes la comodidad y servicios asegurados y si eres amante de los deportes náuticos podrás practicar vela, esquí acuático, windsurf y también pesca deportiva.

Pero si lo tuyo son las actividades de turismo rural aprovecha tu estancia y además de disfrutar de La Salvaora puedes recorrer alguna ruta de senderismo y observar las aves que abundan en la zona ya que muy cerca de la ciudad se encuentra el Parque Natural de los Alcornocales con bosques, montañas y colinas.

Tierra de Cameros, La Rioja

De viaje por La Rioja, no puede faltar una visita a la Tierra de Cameros, una zona rica en historia, tradiciones y maravillosos paisajes. Una interesante y peculiar arquitectura serrana esta región es famosa también por sus grutas en forma de viviendas totalmente excavadas en la roca.

Los dos valles que conforman el gran macizo serrano de Camero son recorridos por los ríos Iregua y Leza, el primero lo hace por la Sierra de Cameros Nuevo y el segundo por la de Cameros Viejo. En esta zona el viajero encontrará arte rural románico austero y un amplio conjunto de ermitas situadas en lugares de gran belleza paisajística.

Pero la tierra de Los Cameros es también una región de contrastes, ideal para quienes gustan del turismo rural descubriendo, en Cameros Nuevo, el Parque Natural de Sierra de Cebollera, un espacio increíble en el que abundan los robles y hayedos con numerosos caminos que descubren estos bosques.


Ya en Cameros Nuevo e ingresando por la localidad de Ortigosa es posible visitar las cuevas de la Paz y de la Viña, espacios que han sido especialmente acondicionadas para el turismo y para que sus visitantes puedan disfrutar de las espectaculares formaciones que datan de millones de años. 

La diferencia más notable entre Cameros Viejo y Nuevo es la aridez y soledad del primero, un espacio perfecto para disfrutar del silencio y admirar el cañón del Río Leza asomándose a sus gargantas situadas entre Soto en Cameros y Leza.

Una visita a las localidades de Torre y San Román permitirá al viajero degustar el famoso queso camerano, descubriendo también la historia y tradición de los antiguos oficios como el de cestero o escriñero. 

Los deportes de aventura también son un atractivo en esta zona que incluye la posibilidad de escalar la Peña Zapatero de Nieva de Cameros o lanzarse en parapente desde la cumbre de Zensano en el cañón del Leza.

La tierra de Cameros en La Rioja es un punto turístico imposible de no visitar y disfrutar durante unas vacaciones o una escapada de fin de semana en cualquier época del año.

Palacio de Santoña, elegante y señorial

Una joya de la arquitectura y una de las más bonitas portadas de Madrid, el Palacio de Santoña, ubicado en la esquina de Huertas con Príncipe, es sin lugar a dudas una agradable sorpresa para quienes lo visitan.

Miguel de Cervantes vivió justo enfrente del Palacio de Santoña cuyo momento de mayor esplendor fue a fines del siglo XIX cuando el edificio pasó a manos precisamente de los duques de Santoña quienes lo transformaron en una lujosa residencia y sumamente suntuosa para la época.

Un típico palacete madrileño, construido en 1730 el Palacio de Santoña destaca sobre todo por su portada principal que fuera diseñada por Pedro Ribera y se distingue también por albergar hasta nuestros días uno de los mejores interiores del estilo Belle Epoque.


Los duques de Santoña adaptaron a su gusto todo el interior del palacio y lo hicieron respetando los gustos de la época, algo que es posible admirar hoy en una decoración que luce paredes con pinturas alusivas al comercio y la industria pero también otras relacionadas con el arte de entonces.

Algunas de las estancias del Palacio de Santoña tienen un aire exótico como el Salón Oriental donde abundan las pinturas murales que parecen ampliaciones de estampas japonesas. La escalera principal del edificio está custodiada por do leones, una copia de los que protegen la tumba de Clemente XIII realizada por Antonio Canova, ya la Sala de baile del Palacio de Santoña es uno de los espacios más espectaculares con dos grandes espejos confrontados que proclaman una perspectiva visual infinita. 

En 1933, Casimiro Mahou, entonces presidente de la Cámara de Industria formalizó la compra para trasladar la sede de la institución y desde ese año el Palacio de Santoña fue no solo conservado sino respetado en su arquitectura siendo hoy uno de los más bellos edificios del Barrio de las Letras y abre sus puertas algunas veces durante el año para que todos puedan visitarlo.

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros