Estados Unidos hace Efectivo el Veto a Huawei

Según informó el Departamento de Comercio de Estados Unidos a través de un correo electrónico, el veto que se pretendía efectuar a Huawei por parte de Estados Unidos ya entró en vigencia a partir del 13 de agosto pasado.

Este día perdieron vigencia las últimas prórrogas que se le habían ofrecido a la empresa telefónica, para que diversas compañías estadounidenses pudieran colaborar con Huawei.

Este rompimiento con la compañía telefónica asiática podría causar complicaciones en el funcionamiento de redes, dispositivos y equipos que se encuentren en zonas rurales, informó hace poco The Washington Post.

Más de un año de prórrogas

El veto que se levantó durante la administración de Trump, establece la prohibición en general a las empresas estadounidenses a que exporten tecnología y materiales a Huawei, a pesar de que durante un periodo de tiempo de un año y tres meses se le concedieron varias prórrogas para que de forma progresiva las compañías se adaptaran a la falta y trabajaron con la exclusión de Huawei de sus sistemas operativos.

Otras de estas prórrogas se ejecutaron con el fin de que tanto usuarios como proveedores de la marca trabajaran un tiempo más con los equipos de esta, e hicieran una transición tanto de equipos como de operadoras.

Este veto también afecta la funcionalidad de los servicios de Google en los equipos Huawei, ya que sus actualizaciones han quedado obsoletas y también inhabilitadas el uso de algunas apps.

Por eso algunos de los nuevos equipos de Huawei vienen sin los servicios de Google y únicamente emplean el Android de código abierto, como se vio en el Huawei P40 Pro.

Veto a Huawei

Más países se suman al veto

La geopolítica ha estado interviniendo en muchos de los espacios actuales, y la tecnología no se escapa de esto.

Esto se puede ver en la constante competencia entre China y Estados Unidos por el control de la alta gama de equipos tecnológicos de última generación.

La administración de Donald Trump prohibió la compra y venta de la empresa Huawei en territorio estadounidense, y además acusó a esta empresa de ayudar a China con el espionaje dentro de este país, por lo que se consideró una amenaza para la seguridad nacional.

A esto se suma que Washington ya lleva tiempo presionando a sus aliados para que no confieran a Huawei la reciente tecnología de red 5G, idea seguida por países como Reino Unido y Francia.

Deja una respuesta