Tolosa, encantadora y cultural

En el territorio histórico de Guipúzcoa, País Vasco, se encuentra Tolosa una ciudad encantadora y cultural, con una rica historia reflejada en numerosos monumentos que reflejan el pasado de cuando fue la capital de Guipúzcoa.

Situada en el valle del río Oria, Tolosa es una ciudad con un excelente oferta cultural y reconocida gastronomía en las que las alubias son protagonistas de muchos platos de una culinaria sencilla y sabrosa.

El término municipal de Tolosa se asienta justo en el centro del valle del río Oria en un territorio con significantes prominencias, fundada en 1256, cuando el rey Alfonso X el Sabio decidió proteger la frontera con Navarra la antigua villa ganó una muralla y varios edificios como un hospital, un molino y hasta un matadero.

Tras un gran incendio en 1282 la ciudad de Tolosa debió ser reconstruida pero en 1501 un nuevo incendio la arrasó totalmente y todos los edificios fueron construidos en piedra y también se instaló en la época la Armería Real trayendo prosperidad a la villa. En su casco histórico se concentran la mayor parte de los edificios que cuentan parte de la historia de Tolosa en un espacio de calles estrechas y separadas por varias plazas.

Entre los monumentos que merece la pena conocer, destaca la Iglesia Parroquial de Santa María, de estilo gótico vasco, construida en el siglo XVI y junto a ella se alza, en la misma plaza de Santa María, el Ayuntamiento de Tolosa, un magnífico edificio del siglo XVII también de estilo barroco. 

Otros edificios religiosos interesantes son la la Iglesia de San Francisco y la de San Miguel Arcángel, la primera en el casco histórico y la segunda situada a unos 12 kilómetros del casco urbano de Tolosa, en el antiguo barrio de Aldaba.


A orillas del río Oria, también en el caso antiguo de Tolosa se encuentra el Mercado del Tinglado construido entre 1899 y 1900 se trata de una estructura metálica apoyada sobre pilotes, en este lugar es posible comprar los productos autóctonos más representativos de la zona.

El Palacio de Aramburu del siglo XVII, el Palacio de Atodo construido en el siglo XVI y el Palacio Idiázquez que data del siglo XVIII, representan claros ejemplos de la magnífica arquitectura civil de Tolosa. Asimismo, en el antiguo trazado de la muralla de la ciudad se encuentra la Casa de Cultura que funciona en un palacio de estilo neoclásico isabelino.

Y para los amantes de la escultura contemporánea podrán disfrutar en sus calles de obras de reconocidos artistas vascos, gracias a una iniciativa municipal que en 1994 convirtió la villa en un gran museo al aire libre. Además de la gastronomía también la repostería es famosa en la ciudad gracias a delicias como sus tejas, cigarrillos y sus dulces rellenos de yema y almendra llamados “xaxus”.

Haciendo honor a los sabrosos dulces existe en Tolosa el Museo de la Repostería donde puede descubrirse la antigua tradición confitera tolosana. Un destino ideal para una escapada de fin de semana, quien visite Tolosa también puede aprovechar y hacer una excursión al Parque Natural de Aralar y visitar la villa Ordizia, célebre por su mercado de alimentos naturales.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros