Firgas, villa con encanto muy cerca de Las Palmas

Situado a solo veinte kilómetros de Las Palmas, el bonito pueblo de Firgas tiene aún recuerdos de sus orígenes cuando su nombre era Afurgad, que significa atalaya y haciendo alusión a sus espléndidas vistas panorámicas que se obtienen gracias a su estratégica ubicación.

Pese a que Firgas no es un lugar costero a pocos kilómetros del centro del pueblo existe un gran manantial termal que ha servido de inspiración a la decoración urbana que discurre por diferentes calles con bonitos paseos que hacen aún más atractivo este encantador sitio.

Varios sitios de interés histórico sirven de atractivo para los visitantes como la vieja fonda que data de 1870, un lugar que era utilizado en el pasado para dar albergue a quienes visitaban los baños de Azuaje, como también la Iglesia de San Roque construida en 1845 y fue construida sobre las ruinas de la ermita de San Jorge y de la que solo queda la fachada.

Como atractivos peculiares Firgas posee el Molino de Gofio del siglo XV y el monumento al Ganadero, una obra del escultor José Luis Marrero Cabrera y que se encuentra detrás de la Casa de la Cultura y el actual consistorio con sede en una casona antigua de estilo neocanario construida con piedra azul.


El casco histórico de Firgas es muy interesante sobre todo el Paseo de Gran Canaria y el Paseo de Canarias situados en lo que antiguamente era la calle Real del Centro. Se trata de vías peatonales en las que se construyó una cascada de treinta metros aprovechando la pendiente natural de la zona, donde además existe un hermoso monumento que sirve para representar la riqueza hídrica de esta población.

Hace unos años atrás fue inaugurada una emblemática obra en Firgas recuperando así la Antigua Acequia Real a la que se añadieron unos lavaderos de piedra de cantería y varias esculturas que recuerdan a las lavanderas que en esta acequian realizaban sus labores diarias.

Interesante también resulta hacer una visita al Molino de Agua de Firgas, conocido popularmente como Molino del Conde, se encuentra en la carretera que va de Firgas a Valleseco, construido en 1512 funcionó durante más de 400 años y hoy ha sido restaurando siendo uno de los sitios de mayor atracción turística de la villa.

Para los amantes de la naturaleza Firgas les brinda la oportunidad de conocer y recorrer el Parque Rural de Doramas, declarado Parque Natural y posteriormente reclasificado como Reserva Natural Especial cuenta con una superficie de poco más de sesenta y un hectáreas en las que funciona la reserva.

En la carretera de Las Madres y a solo trescientos metros del Casco Histórico de Firgas se encuentra el Mirador de Las Madres un fantástico sitio desde donde puede contemplarse la confluencia de los barrancos de Las Madres, Guadalupe y el de Aguaje, enclavados dentro del Parque Rural de Doramas.

Antes de dejar Firgas es imposible no degustar algo de su excelente gastronomía y también comprar algunas de sus magníficas artesanías realizadas por carpinteros evanistas o las que fabrican los artesanos de piedra de cantería.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros