San Cristóbal de la Laguna, Tenerife

En el pasado fue el centro del poder político y militar de Tenerife y en ella también se instalaron varias instituciones de renombre como la Universidad de San Fernando, la única en Canarias, se trata de San Cristóbal de la Laguna un destino turístico que merece la pena conocer.

Con más de cinco siglos de existencia San Cristóbal de la Laguna fue a comienzos del siglo XVIII cuando esta ciudad comenzó a experimentar un declive debido al auge de su vecina Santa Cruz de Tenerife que un siglo después sería capital insular.

Recorriendo San Cristóbal de la Laguna el visitante descubrirá el primitivo núcleo urbano que surgió en torno a la Iglesia de la Concepción y durante el siglo XVI el casco histórico de la ciudad se extendió y adoptó la fisonomía que hoy presenta en forma de cuadrícula y siguiendo los cánones urbanísticos de la época.

San Cristóbal de la Laguna fue la primera ciudad colonial no fortificada y sirvió de modelo para ciudades que se construyeron en las Américas, esto y otros factores fue fundamental para ser declarada como Patrimonio de la Humanidad.


Entre los monumentos más bonitos destaca la Iglesia de La Concepción, un templo declarado Monumento Histórico Artístico, edificado en el s. XVI, sufrió varias remodelaciones y por ello su aspecto actual presenta una mezcla de estilos que van del gótico al plateresco y mudéjar.

La ciudad de San Cristobal de la Laguna fue también un importante centro eclesiástico y algunas de sus construcciones religiosas son de las más importantes de las Islas Canarias, entre ellas la Catedral de estilo mudéjar, originalente con una sola nave a la que se adosó una torre en el siglo XVII.

También el Convento de Santa Catalina, construido en el año 1611, es otra edificación importante destacando la austeridad de su iglesia que contrasta con sus interiores suntuosos y decorados ricamente sobresaliendo un par de retablos barrocos.

Otras iglesias dignas de mención son la del Cristo de La Laguna y la Ermita de San Miguel, transformada hoy en un centro cultural, sin olvidar los numerosos palacios y casas señoriales que han resistido el paso del tiempo y engalanan las históricas calles de La Laguna, entre ellos el Palacio de Salazar, actual sede del Obispado tinerfeño fue edificado en 1682 y destaca su suntuoso portal de estilo barroco.

Como ejemplos de arquitectura señorial están la Casa de Lercaro que data del siglo XVI, actual sede del Museo de Historia y la Casa del Corregidor donde funciona el Ayuntamiento y que exhibe una original fachada de piedra roja de 1545.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros