La Alberca

En la provincia de Salamanca un pueblo con encanto y maravilloso tanto por su cultura e historia como por sus paisajes naturales increíbles, brinda a los viajeros una experiencia inolvidable.

La Alberca se encuentra ubicado en el corazón de la Sierra de Francia, siendo conocido en la región tanto por su arquitectura como por sus antiguas tradiciones, donde el tiempo parece haberse detenido en una época lejana. Su arquitectura muestra casas construidas combinando piedra y madera y sus calles nos llevan por un recorrido colorido con flores en cada balcón.

Colmado de leyendas una de las más populares es la que cuenta la historia de la “moza de las ánimas”, una mujer que, según la historia, recorre el pueblo cada día con la puesta del sol rezando y haciendo sonar una campanilla.

La iglesia de La Alberca fue levantada en el siglo XII y reconstruida en el XVII, conservando restos de la original.

Declarado Conjunto Histórico Artístico desde 1940, este poblado medieval mantiene su identidad a través de sus variados monumentos y cada casa es también un obra de arte de estilo popular. El período de mayor prosperidad tuvo lugar en el siglo XVIII época donde se reconstruyó totalmente el casco urbano.

La Plaza Mayor es el centro neuráligo de la ciudad y de encuentro obligado para los pobladores ya que tienen lugar aquí los acontecimiento de mayor importancia.

En las afueras de la ciudad una visita obligada es a la Ermita de Nuestra Señora de Majadas Viejas, rodeada de un hermoso bosque de robles y castaños y muy cercana a ella la ermita de San Marcos.

La Peña de Francia, la del Huevo, el Portillo de la Cruz sirven de marco al ambiente que se completa con la bonita laguna.

Dentro de la ciudad existen también ermitas más antiguas como la del Cristo del Humilladera y ubicadas en la entrada principal del pueblo, la Ermita de San Blas y la de San Antonio.

Para los amantes de la naturaleza y de realizar largas caminatas nada mejor que visitar el Parque Natural de Las Batuecas, donde se encuentran las cuevas prehistóricas, además del Monasterio de los Padres Carmelitas, el Santuario de la Virgen de la Peña de Francia y el Convento de El Zarzoso Porta Colei.

Como productos típicos de la comarca se distinguen sus famosos turrones, como también las obras de orfebrería, con joyas hechas en oro, plata y coral.

Los hermosos trajes típico sólo es posible admirarlos en los días festivos, todos ellos se destacan por sus coloridas imágenes que reflejan flores, animales mitológicos que se entremezclan con motivos religiosos.

Collares y brazaletes completan la indumentaria femenina, siendo la de los hombres sobria y acompañada de un sombrero y un pañuelo de seda.

Un maravilloso viaje a través de la historia nos permite conocer un poco más las tradiciones y costumbres de los antiguos pueblos medievales, La Alberca es fiel reflejo de esa época histórica vale la pena visitarla.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros