Baiona, villa marinera con encanto

Una villa marinera, la de Baiona recibe cientos de turistas cada año que llegan buscando un sitio tranquilo para descansar, disfrutar de la playa y su clima templado además de la buena gastronomía. 

Situada al sur de las Rías Baixas y protegida del mar abierto gracias a una bonita bahía, la villa de Baiona también alberga un magnífico e interesante casco antiguo, declarado como Conjunto de Interés Histórico Artístico.

Durante el siglo XVI fue la época de mayor esplendor de Baiona hasta que volvió a ser asediada por piratas ingleses con ataque que duraron durante los dos siglos siguientes debido a que era en ese entonces el principal puerto de la ría de Vigo.

Hoy, Baiona es una villa turística con mucho encanto que invita a sus visitantes a disfrutar de largos paseos disfrutando del mar, practicar senderismo y también frecuentar alguna de las numerosas terrazas del centro de la ciudad para tomar un café por la tarde o degustar las deliciosas tapas a primera hora de la noche para terminar el recorrido gastronómico en un restaurante para cenar.

En el verano el ambiente se vuelve aún más festivo hasta altas horas de la madrugada con personas que gustan pasear por las calle de Baiona dando mayor vida a la villa que durante los meses estivales ofrece infinidad de opciones de ocio para todos los gustos y edades.


El Casco Hitórico de Baiona se encuentra protegido gracias al Plan General de Ordenación Urbana y el Plan Especial de Protección del Conjunto histórico-artístico, que entre otras cosas limita la altura de los edificios y la calidad de los materiales con el objetivo de mantener su arquitectura original. Parte del casco aantiguo de Baiona se encuentra situada entre el Burgo, Península de Santa Marta y Sabarís con tres entradas diferentes, una por la plaza de Santa Liberata, otra por la del Padre Fernando y la tercera desde el crucero de la Trinidad.

Calles estrechas y empedradas invitan a los visitantes a dar un paseo descubriendo los antiguos edificios de piedra o granito, templos y casas nobiliarias con muchos años de antigüedad. Las playas de Baiona son otro atractivo de la villa siendo el mejor lugar para los amantes del sol y el mar, una invitación al ocio y al relax disfrutando de los seis arenales todos ellos integrados con el centro urbano de la villa protegidos de los fuertes vientos y las corrientes marítimas.

El paseo marítimo es la carta de presentación de Baiona, un espacio de sosiego que invita a disfrutar del mar en un recorrido de más de seis kilómetros ideal para hacer durante el atardecer. Ya a la salida de la villa y hacia Oia el Paseo Pinzón permite conocer lo que antiguamente era llamado como el Rompeolas y justo frente a él comienza el Paseo de Monte Boi que circunda la base de la fortaleza de Monterreal.

Baiona, una villa encantadora y una invitación a disfrutar del patrimonio natural y cultural de esta zona de Galicia, con espacio protegidos y otros casi vírgenes a los que se suma una arquitectura incomparable, rías, parques, miradores y áreas de recreo, ideales alternativas para disfrutar durante unas vacaciones.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros