El Raval, barrio emblemático de Barcelona

Con solo dar un paseo por las calles del barrio El Raval en Barcelona el visitante descubrirá un mundo fascinante en el que conviven diferentes culturas, un lugar donde se mezclan la música latinoamericana, tiendas chinas y antiguos bares catalanes.

Así, El Raval, un barrio en el corazón de Barcelona es una de las áreas urbanas más densamente pobladas del mundo con más de cuarenta y siete mil personas en solo 1,1 kilómetros cuadrados de territorio. De un lado del barrio están Las Ramblas y del otro la avenida, limitando además con el puerto de Barcelona y la Ronda San Antoni, en lo que originalmente era una zona de grandes extensiones donde abundaban las huertas en las que se cultivaban infinidad de verduras y hortalizas que servían para atender las necesidades de la antigua ciudad amurallada.

Tras la Revolución Industrial este barrio fue tomado por las fábricas y sus alrededores se convirtieron en barrios donde vivían los trabajadores, hasta que a comienzos del siglo pasado de El Raval en la zona sur se tornó en un lugar donde proliferaba la prostitución y el tráfico de drogas.

Por muchos años El Raval fue también conocido popularmente como el Barrio Chino y siguió siendo un sitio con muchos problemas sociales hasta que el gobierno decidió a fines de la década de los años 80 llevar a cabo una gran transformación urbana con vistas a los Juegos Olímpicos del Verano de 1992.


Estas obras incluyeron este barrio que sufrió mudanzas importantes, ya que nuevas casas fueron construidas, las calles se volvieron más atrayentes y se crearon plazas y parques, además de construirse la Rambla del Raval en el corazón del distrito donde hoy sigue erguida una enorme escultura que representa un gato, creación del artista colombiano Fernando Botero.

En la actualidad el barrio El Raval es un importante punto turístico que alberga varias instituciones culturales como el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y el Centro de Cultura Contemporánea.

También proliferaron los teatros, centros culturales y galerías de arte, todo gracias a una nueva tendencia de bohemios e intelectuales que se establecieron en el lugar. También surgieron varios restaurantes incluyendo el famoso Dos Palillos, conocido como uno de los mejores de la ciudad de Barcelona, existiendo también buenas propuestas de cocina gourmet, vegetariana, tapas catalanas y diferentes restaurantes étnicos que confieren al barrio El Raval un sabor muy especial.

Bares, cafés y mucha música en vivo, además de una vida nocturna con buenas ofertas de diversión que incluyen el flamenco, salsa, música electrónica y Gypsy Jazz, entre otros ritmos, que se mezclan con antiguos y clásicos lugares como el Bar Marsella, London Bar que eran frecuentados por personalidades como Picasso, Dalí y Hemmingway.

Por último, imposible no hacer una visita al tradicional mercado La Boqueria y las nostálgicas tiendas que aún siguen presentes al mejor estilo vintage en la calle Ribera Baixa o la Filmoteca de Catalunya, todos ellos tesoros que cuentan su historia en este fascinante barrio de El Raval.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros