Mojácar el más bello entorno natural

En la Comunidad de Andalucía, tierra del pasado árabe de la mítica Al-Andalus, la localidad de Mojacár fue un fiel testigo de esta esta y otras culturas que la codiciaron por su estratégica ubicación. 

Pero fue durante el siglo XVIII cuando la villa sufrió de una gran sequía que la llevó al declive e hizo que sus habitantes emigraran en busca de tierras con mayor riqueza, mientras que llegado el siglo XX el turismo logró que Mojacár recuperara su vitalidad y también su belleza convirtiéndola en una de las localidades con mayor encanto de todo el Levante.

Con un rico patrimonio rural y bellas playas Mojácar se transformó en un destino turístico que cada año atrae miles de visitantes siendo toda una referencia de esta región, contando con una animada propuesta de ocio y diversión sobre todo durante el verano.

De carácter abierto y hospitalario, los habitantes de Mojácar reciben con alegría a los turistas que la visitan atraídos por sus magnífico clima que se mantiene suave y templado durante todo el año, sumándose a esto los recursos naturales con los que cuenta la zona con lugares tan bellos como el Cabo de Gata, Sierra Nevada y también el famoso Desierto de Tabernas.


Sin embargo, durante el verano el mayor atractivo está representado por las extensas playas y calas vírgenes que ofrece Mojácar, además de un rico patrimonio que ha sido el aporte de las distintas culturas que pasaron por la zona dejando su impronta compaginando una ruta cultural que puede verse reflejada en un paseo por las calles de la ciudad.

Quienes visitan Mojácar tienen la opción de escoger entre una gran variedad de arenales con inmensas playas que cuenta con todos los servicios hasta las más recónditas calas para todos los gustos incluyendo aquellos perfectas para los que buscan tranquilidad.

La primera playa que forma parte de esta estupenda oferta para disfrutar durante el verano es la Playa de la Marina de la Torre, un gran arenal con casi dos kilómetros de extensión muy cercana a la ciudad a pesar de estar lo suficientemente alejada del núcleo urbano ofreciendo cierta privacidad.

Otra de las playas recomendables es la de Rumina, un poco más pequeña que la de Marina de la Torre pero bastante extensa y cerca de zonas urbanizadas a pesar de ser una playa tranquila y de fácil acceso situada en la desembocadura del río Aguas.

Otras opciones de arenales de la zona son la playa de Piedra Villazar, cerca del Parador de Turismo y la de Los Ángeles, además de la del Cantal una de las más largas con sus tres kilómetros de extensión y también una de las mas turísticas, en tanto que en la playa de Macenas se encuentra el conocido Castillo, y a partir de este punto comienza todo un despliegue espacios naturales en forma de calas, con la Cala del Peñón y la Cala del Sombrerico, cuyas aguas tranquilas y transparentes invitan al baño en plena naturaleza.

Dentro de la zona urbana de Mojácar, magníficas edificaciones y la Plaza Nueva, donde se encuentra la Ermita de los Dolores, invita a los visitantes a dar un largo paseo para conocer el Valle de las Pirámides, el Mirador del Castillo, la Iglesia Fortaleza de Santa Maria, la Plaza del Parterre y el Ayuntamiento.



0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros