Castillo de Vimianzo en Costa da Morte

El Castillo de Vimianzo situado en la localidad homónima en la Costa da Morte es una fortaleza bien conservada que fuera edificada en un lugar estratégico durante el siglo XIV con vistas al valle de Vimianzo. 

Esta fortaleza observa una forma peculiar en su arquitectura destacándose como un polígono irregular con cuatro torres, una de ellas en la entrada de la parte sur, dos en los ángulos del edificio y la cuarta en el área este, justo frente a la puerta de entrada del castillo.

Un patio interno permite acceder a un paso a través de unas escaleras construidas junto a los muros de la fortaleza, mientra que en la parte exterior es posible ver un foso rodeando toda la edificación en la parte más accesible.

Vimianzo es una población pequeña pero con muchos atractivos turísticos, entre los que se destaca su castillo cuya imagen actual es producto de las reformas realizadas en el siglo XV, mientras que el estado en general de la fortaleza es excelente y una invitación a volver al pasado a través de un recorrido por su interior.


Cabe destacar que esta fortaleza fue testigo de una revuelta importante durante la Guerra Irmandiña, época en que el pueblo de Vimianzo se reveló contra los señores feudales de la época atacando el castillo, un acontecimiento histórico que sigue hoy conmemorándose cada año durante el mes de julio cuando se realiza una fiesta denominada como el Asalto al Castillo.

Uno de los atractivos turísticos de este castillo es su buen estado de conservación que permite a los visitantes recorrer sus diferentes áreas y pasear entre almenas disfrutando además de un paseo por el pueblo de Vimianzo donde la artesanía se ha vuelto muy popular sobre todo por sus magníficos productos hechos a mano y que se comercializan en las afueras del castillo.

Diariamente varios artesanos llegan hasta el castillo y elaborar allí sus trabajos tales como bufandas, fulares y otros artículos realmente creativos, entre los que son de singular belleza los trabajos realizados por las tejedoras que elaboran increíbles tejidos en telar, de donde surgen piezas de encajes sumamente delicadas. 

El Castillo de Vimianzo abre sus puestas de martes a domingo de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.30 horas y en sus jardines es posible hasta realizar un picnic, para después de la visita hacer un recorrido por las inmediaciones de la fortaleza donde existen cientos de construcciones megalíticas que datan entres años 4000 y 2000 a.C y también un conjunto de esculturas naturales obra de la erosión del viento y del mar sobre las rocas.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros