Palacio de la Aljafería en Zaragoza

El palacio fortificado de La Aljafería en Zaragoza representa un testimonio bien conservado de la arquitectura islámica-hispana de la época de las Taifas perteneciente al siglo XI y que fuera residencia de los reyes hudíes de Saraqusta.

Un palacio increíble el de la Aljafería de Zaragoza es una muestra del esplendor que alcanzó en el pasado el reino taifa durante la época intermedia entre reinos independientes que habitaron la zona antes de la llegada de los almorávides.

Declarado como Patrimonio de la Humanidad este palacio forma parte del conjunto Arquitectura mudéjar de Aragón, distinguiéndose en su construcción los arcos y salmeres en forma de “S” y motivos de estilo más geométricos como muestra de la transición al arte nazarí.

En 1118 el Palacio de la Aljafería pasó a ser residencia de los reyes cristianos de Aragón, sufriendo algunas reformas en sus estancias que fueron también utilizadas por los Reyes Católicos en 1492, mientras que en 1593 el edificio volvió a experimentar otra reforma para convertirlo en una fortaleza militar.

Según los expertos e historiadores el Palacio de la Aljafería es uno de los ejemplares más lujosos y también mejor conservados de las edificaciones de la época taida, teniendo como época de construcción entre los años 1065 y 1081.


Entre sus estancias más relevantes se destacan el Patio de Santa Isabel, situado en el centro del de la Aljafería, de estilo rectangular presenta dos salones y un jardín central, mientras que el Patio de Santa Isabel es un espacio que se distribuye a partir de un jardín central y el Salón de Mármoles o también llamado Salón Dorado muestra la principal estancia del Palacio.

La Mezquita de la Aljafería, situada en el extremo oriental, fue construida en un espacio poligonal y presenta una profusa decoración que imita el mosaico pero con formas en yeso que imitan rollos y palmas, en tanto que el interior existen arcos en todos sus lados.

Después de la Reconquista, los reyes cristianos siguieron utilizando el Palacio de la Aljafería como residencia real y realizaron diversas ampliaciones con el objetivo de adecuarlo a los nuevos usos y combinando para ello formas góticas y mudéjares.

El Palacio de la Aljafería cayó en total abandono durante el siglo pasado y recién en 1947 se comenzaron los trabajos de restauración y recién en 1987 todo el conjunto paso a ser sede de las cortes de Aragón y se transformó en uno de los monumentos más visitados de la Comunidad Autónoma.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros