Fin de semana en San Sebastián

Recientemente hemos tenido la oportunidad de visitar San Sebastián. No es la primera vez que pasaba por allí ya que en una ocasión, hace ya más de 3 años, pasé por Donosti pero tan sólo me pude quedar unas horas.

En esta ocasión hemos ido toda la familia a pasar un fin de Semana y lo cierto es que ha sido una experiencia inolvidable, en gran parte por el tiempo que nos ha hecho. Tuvimos la suerte de coger un fin de semana soleado y con una temperatura muy agradable, algo no tan fácil en esta ciudad. Gracias a la guía que encontramos en Sansebastianstyle pudimos preparar un buen itinerario para nuestro viaje.

Como íbamos con niños, no nos queríamos meter mucha paliza andando así que repartimos un poco el viaje entre visitas culturales y entrenamiento para los más pequeños.

El sábado por la mañana lo dedicamos a pasear por la playa de la Concha y de Ondarreta. Pasamos el Palacio Miramar y luego subimos al Monte Igueldo en el curioso funicular que hay al pie de la montaña. Es una especie de tren cremallera muy gracioso y antiguo que te sube hasta la cima, donde se encuentra el parque de atracciones. Arriba hay un montón de atracciones para los más pequeños además de unas vistas espectaculares. Desde aquí arriba disfrutamos tanto mayores como pequeños. El parque está un poco viejito pero cumplía su función con los más pequeños de la casa.

Después de visitar el monte Igueldo bajamos par visitar el Peine del Viento, que se encuentra justo a los pies del monte, junto al mar. Tras sacarnos unas fotos nos fuimos directamente a la parte vieja de la ciudad, donde se encuentran los mejores bares de pintxos. Ahí visitamos algunos de los bares de pintxos más recomendados y aprovechamos par comer. En concreto visitamos el Zeruko, el Goiz-Argi, la Viña y la Cuchara de San Telmo. Tenemos que decir que los 4 fueron increíbles, aunque el que más nos llamó la atención por su gran variedad de pintxos fue el Zeruko.

Por la tarde fuimos al Aquarium, uno de los más grandes de Europa. Los pequeños se lo pasaron en grande y disfrutaron un montón, sobre todo en el túnel sumergido.

El domingo lo dedicamos a dar una vuelta por el centro de la ciudad, visitar la Catedral del Buen Pastor y la playa de la Zurriola. Aquí pudimos ver también el Kursaal, unos cubos de cristal muy modernos que albergan un auditorio para charlas y exposiciones. Por último, dedicamos lo que nos quedaba de la tarde para dar un paseo por la parte de atrás de la parte vieja, lo que se llama el Paseo Nuevo, que lleva desde el Kursaal hasta el puerto.

Una vez aquí dimos por finalizado nuestro fin de semana en San Sebastián. Cogimos el coche que teníamos aparcado en el Boulevard, junto al ayuntamiento y nos volvimos para casa.

Si vas a visitar San Sebastián sin duda te recomendamos que aunque sea pases un par de días en esta ciudad. Si pueden ser más mejor puesto que habrá muchas cosas que no te de tiempo a ver, pero en dos días por lo menos verás lo fundamental.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros