Fiestas de la Virgen Blanca Vitoria Gasteiz

Capital del País Vasco, la bella Vitoria Gasteiz es una ciudad que aún conserva una zona amurallada y ofrece a sus visitantes un casco antiguo que merece la pena conocer ya que se trata de uno de los mejor conservados en España a pesar del paso del tiempo. La mezcla de estilos arquitectónicos hacen aún más interesante recorrer Vitoria ya que es posible admirar edificios góticos, renacentistas, barrocos, neoclásicos y hasta de estilo romántico.

Entre sus fiestas más importantes, durante el mes de agosto se llevan a cabo “Las Fiestas de la Virgen Blanca” en honor a la Patrona de Vitoria conocida también como la Virgen Blanca, una época en que la diversión y las emociones se adueñan de la ciudad y un excelente momento para disfrutar de conciertos, deportes rurales, ferias taurinas y artesanales, además de una infinidad de actividades para todas las edades. 

Vitoria Gasteiz ofrece una excelente infraestructura turística y es posible encontrar increibles ofertas de hoteles durante el año y excelentes promociones en alojamientos que se adaptan a todos los gustos y presupuestos.

  • Fiestas de la Virgen Blanca

Los festejos de “Las Fiestas de la Virgen Blanca” en honor a la Patrona de Vitoria se se realizan en la ciudad desde 1884 y se desarrollan durante cinco días a partir del 4 de agosto cuando por la tarde miles de vitorianos y también visitantes se reúnen en la Plaza de la Virgen Blanca dando comienzo a la celebración llamada “Bajada de Celedón”, un gran muñeco que representa a un antiguo aldeano alavés que cruza toda la plaza utilizando un sistema de poleas.

Abundan en estas divertidas fiestas las agrupaciones formadas por vitorianas y vitorianos, todos ataviados con sus trajes típicos protagonizando diversas actividades que divierten y entretienen al público con sus espectáculos, conciertos y verbenas en diferentes escenarios instalados en varios puntos de la ciudad.

Después de la ceremonia de inauguración se baila una danza tradicional conocida como aurresku, se encienden puros y se descorchan botellas de cava dando comienzo a los eventos que se extienden hasta el 9 de agosto, siendo el día central el 5 del mismo mes por ser el Día de la Virgen Blanca. 

La alegría se apodera de las calles principales de Vitoria con orquestas y txarangas que durante todo el día y parte de la noche circulan por la zona del casco antiguo que se transforma en el centro neurálgico de todos los acontecimientos. Mercadillos, barracas y variadas atracciones de feria colman las calles además de organizarse corridas de toros todas las tardes y los tradicionales fuegos artificiales.


El día 4 también se realiza la Procesión de los Faroles, una tradición que fue instaurada en 1895 y todo el público puede asistir al Rosario de la Aurora que tiene lugar el día siguiente. Ya para el día 7 se programa el Celedón Txiki, una magnífica recreación de la bajada de Celedón cuando los niños pasan a ser protagonistas participando de actividades especialmente diseñadas para ellos. 

El 8 de agosto se dedica al llamado “blusa veterano” cuando los “jóvenes” de la tercera edad salen a las calles ataviados con bonitos blusones de cuadrillas y el último día de la fiesta, llamado como del “guarro” las cuadrillas en los pasacalles realizan un desfile muy gracioso ya que van embadurnados de harina.

Durante todos los días que duran las Fiestas Blancas las actividades culturales también se potencian a través de propuestas diferentes como campeonatos deportivos de pelota vasca y de bertsolaris además de conciertos.
  • Las funciones religiosas

Pero no todo es diversión ya que también son importantes durante estos días las funciones religiosas como la Procesión de los Faroles, el Rosario de la Aurora y la Misa Pontifical.

Llegando la madrugada del día 10 de agosto el Celedón dice adiós a la ciudad y vuelve a subir a la torre del campanario de San Miguel cuando un festival de fuegos artificiales lo saluda hasta el próximo año.

  • Recorrer el casco antiguo de Vitoria

Quienes visiten Vitoria también deben conocer algunos monumentos emblemáticos de la ciudad antes de partir, como el Palacio de Ajurea Enea, el Palacio de Augusti construido en 1912 donde funciona el Museo de Bellas Artes y la maravillosa Basílica de San Prudencio además de la Catedral María Inmaculada construida en 1904.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros