Museos de Guadalest

De paseo por la bonita ciudad de Guadalest en Alicante imposible dejar de visitar sus magníficos y peculiares museos que van desde colecciones de antiguedades hasta miniaturas increíbles que harán las delicias de toda la familia.

Ocho museos forman parte del patrimonio cultural de Guadalest, todos ellos bien diferentes pero todos con un gran atractivo que atrapan el interés de los visitantes como el Museo municipal Casa Orduña que permite conocer la rica historia de esta ciudad y también la de su castillo durante la época árabe.

Enclavado en las montañas que forman el valle del río del mismo nombre, Guadalest es un pueblo rodeado por agudos riscos que en el pasado sirvieron como sistema defensivo natural siendo también el material utilizado para construir las majestuosas fortalezas que desafortunadamente se encuentran en ruinas, el Castillo de la Alcozalba del siglo XI y el de San José destruido casi en su totalidad por el terremoto de 1644. La Villa de Guadalest, declarada como Bien de Interés Cultural se distingue precisamente por tener la mayor proporción de museos per cápita de toda la provincia de Alicante.

Entre los espacios extraños y espeluznantes el Museo Medieval de la Tortura presenta instrumentos de la época de la Santa Inquisición que eran utilizados para interrogar castigar a sospechosos de brujería, herejía e infidelidad. Un viaje por la Edad Medieval y por una colección compuesta de más de sesenta aparatos de tortura diferentes como el Potro, la Silla, la Cuna de Judas, el Péndulo o la Horquilla del Hereje entre otros impresionantes artículos no recomendables para personas impresionables.


Ya la Casa de Orduña construida en el siglo XVII permite recorrer un inmueble construido después del terremoto de 1644 y que ha sido conservada de forma increíble desde la sala de entrada decorada con óleos de estilo religioso hasta la Sala de los Arcos, la Sala de la Virgen, la cocina que mantiene su disposición original y objetos de otra época, algo que se repite en el comedor de la casa que además contiene una magnífica colección de cerámica francesa, alemana y valenciana.

En el Museo de las Miniaturas la mayoría de las piezas deben verse con la ayuda de una lupa destacándose los Fusilamientos de Goya pintados en un pequeño grano de arroz o la Maja desnuda de Goya realizada en el ala de una mosca.

El Museo Microgigante propone una mezcla de artículos y objetos sumamente pequeños y en contraposición otros que son sumamente grandes, los más pequeños deben verse utilizando una gran lupa como una hormiga tocando un violín o una aldea construida sobre un hueso de dos centímetros.

Ya en el Museo Etnológico está representada la vida cotidiana y doméstica de otra época con una reproducción real de un hogar con el horno para cocer pan, la despensa, el corral con animales y variadas herramienta de labores agrícolas.

El Museo de Antonio Marco donde se expone un Belén Ecológico,construido con elementos totalmente naturales, casitas de muñecas y juguetes antiguos además de una fantástica colección de bonsais.

Los amantes del arte contemporáneo deben visitar el Museo Ribera Girona y aquellos que adoran las colecciones raras tienen que darse una vuelta por el Museo de Salero y Pimenteros mientras que los aficionados al arte representado en los coches no pueden perderse la Colección de Vehículos Históricos que posee entre otras cosas coches de los años vente. l

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros