Convento de la Encarnación de Sevilla

Situado en el corazón del casco histórico del barrio de Santa Cruz de la ciudad de Sevilla el Convento de la Encarnación forma parte de una conjunto histórico de notable valor histórico y cultural conjuntamente con la Santa Iglesia Catedral y el Palacio Arzobispal.

El convento, cuya orden fue fundada en 1591 pertenece a las monjas Agustinas Ermitañas, una comunidad que primero se estableció en la Plaza de la Encarnación y tras ser derrumbado en 1811 para la construcción de un mercado que tampoco hoy existe, las monjas que ocupaban el convento se trasladaron al antiguo hospital del cual solo quedó la iglesia, construyéndose sobre las demás ruinas el actual Convento de la Encarnación.

Se trata de una edificación de planta irregular que muestra una fachada principal que da a la plaza de la Virgen de los Reyes lugar por donde se ingresa tanto al convento como a la capilla, en tanto que el exterior está compuesto por un amplio muro blanco formado por tres cuerpos y una fachada con ventanas pequeñas.


El cuerpo central del edificio solo tiene una sencilla arcada de ladrillo vista con ventanas un poco mayores cubiertas por celosías y varias puertas muy sobrias y sencillas formar el cuerpo inferior existiendo sobre una de ellas un retablo hecho en 1928 y que representa la patrona de la ciudad de Sevilla la Virgen de los Reyes.

Una pequeña capilla completa el conjunto, siendo de una sola nave cubierta por una bóveda con revestimiento de cerámica vidriada. En su interior un retablo mayor de estilo neoclásico presidido por un grupo de esculturas de La Anunciación.

De todo este conjunto religioso solo es posible visitar la iglesia ya que aún habitan en el convento una comunidad de monjas que preparar dulces que son vendidos a la comunidad, un rincón casi desconocido la plaza donde se encuentra el convento es uno de los sitios más encantadores de la ciudad.

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros por Publicidad Blogs