La Casa Vicens

Entre los variados atractivos que brinda Barcelona a sus visitantes la arquitectura ocupa uno de los primeros lugares con obras que representan de forma magnífica el Modernismo, un estilo artístico que le ha dado a esta ciudad un carácter especial y que puede apreciarse en muchos de sus rincones. 

Su máximo exponente a Gaudí la Casa Vicens fue uno de sus primeros proyectos y sin lugar a dudas uno de los más emblemáticos Se trata de un palacete que originalmente fue construido para ser la residencia estival de la familia Vicens i Montaner, derivando de allí su nombre y en el que puede verse plasmada la inclinación por el uso de cerámica una afición muy conocida de Gaudí que gustaba de utilizar este material como base de sus decoraciones y que es posible ver reflejado en las fachadas del edificio. 

La obra se desarrolló entre los años 1883 a 1888 y se encuentra ubicada en la calle Carolines junto al convento de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, justamente en el barrio que hoy se denomina como de Gracia pero que en la época no era parte de la zona urbana de la ciudad sino que se trataba de una villa. 

Un edificio muy peculiar que llama la atención de quienes circundan por las inmediaciones ya que en él predominan las formas rectas sobre las curvas y con cierta tendencia a la ornamentación de estilo oriental que puede verse evidenciada en el interior del palacete. 


Formado por cuatro plantas el edificio está constituido por una bodega, una buhardillas y dos áreas centrales que eran utilizadas como vivienda, además de un jardín en el que originalmente había una fuente que después fue demolida y el espacio utilizado para la construcción de viviendas. 

Resaltan sus muros hechos de mampostería y ladrillo de color rojo que además sostienen un grupo de elementos que sirven de decoración entre los que se destacan los azulejos de las torres, algunas rejas y balcones. 

Ya en su interior los techos poseen vigas de madera que hacen juego con las pinturas de las paredes y el suelo hecho de mosaico, con muebles también diseñados por Gaudí. 

La Casa Vicens ha sufrido a través del tiempo algunas reformas, una de ellas en 1927 realizada por Joan Baptista Serra que fue premiada sobre todo por haber respetado la construcción original. 

Declarada en 1969 como Bien de Interés Cultural, a partir de 2005 forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros