La Cartuja de Santa María

Unos de los lugares que forma parte de las visitas tradicionales durante unas vacaciones en Sevilla es la Isla de la Cartuja, situada al norte del bonito y tradicional barrio de Triana. 

El monumento que da nombre a esta isla es el Monasterio de la Cartuja de Santa María que comenzó a construirse en 1418 y destinado a servir de albergue a los monjes cartujos pertenecientes a la orden de San Bruno.

En la época y como era costumbre, el monasterio se autoabastecía contando con sus propios establos y huertas, llegando a alcanzar también cierta fama y popularidad por haber sido el sitio elegido por Cristóbal Colón un tiempo antes de comenzar su extensa conquista americana, lugar donde también reposaron sus restos durante una veintena de años en la Capilla de Santa Ana.

Gracias al patrocinio de una de las familias más importantes de la historia de Sevilla, los Afán de Ribera, este conjunto arquitectónico pudo llevarse adelante y quedando terminado después de varios años de obras.

Prestigiosos e ilustres personajes visitaron el Monasterio de la Cartuja de Santa María, entre ellos Santa Teresa de Jesús y también Felipe II. Sin embargo, el monasterio sufrió daños causados por un terremoto ocurrido en la región y posteriormente Napoleón lo convirtió en un cuartel general, hasta que se produce años después la desamortización de Mendizábal que conduce al fin de su vida monacal.


Años después la Cartuja fue arrendada a un industrial llamado Pickman quien instaló allí una gran fábrica de cerámica, pero afortunadamente en 1964 este monumento religioso fue recuperado y declarado como de interés nacional quedando bajo la órbita del Ministerio de Obras Públicas.

En 1982 comienzan las obras de rehabilitación siendo sede del pabellón Real durante la Exposición Universal, volviendo a resurgir en todo su esplendor histórico y siendo visitado por cientos de Jefes de Estado que estuvieron presentes en el evento.

Gracias a las obras de restauración realizadas quienes aprovechando los vuelos a Sevilla visitan la ciudad tienen la posibilidad de conocer este monumento de gran valor histórico para la ciudad, que conserva aún la belleza de su fachada gótica con detalles platerescos, como también las reformas que en el siglo XVIII realizara en el edificio Ambrosio de Figueroa.

Su interior sobrio y elegante alberga la capilla y un patio que conduce a las celdas y al claustro de estilo mudéjar y a pesar de no contar con las pinturas y obras de arte que lo decoraban en el pasado.

Sin embargo, sí han sido restituidos los sepulcros de estilo renacentista hechos de mármol. Una visita interesante en La Cartuja funciona hoy la sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo desde 1997, un espacio de arte donde además se dictan seminarios, talleres y también se realizan recitales y conciertos excelentes.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros