Basílica de Begoña

Santuario de la Patrona de Vizcaya, la Basílica de Nuestra Señora de Begoña se encuentra situada en lo alto de una colina que domina las tierras de Bilbao y a la que puede llegarse desde el casco antiguo de la ciudad tanto a pie como utilizando el ascensor que sale a diario de la calle esperanza. 

 El templo primitivo a diferencia del actual, constaba de una sola nave totalmente techada en madera y con una capilla construida en piedra que albergaba la virgen, además de un coro y un pórtico de madera. 

A pesar de la poca documentación de este primer templo se creer que sus trazas eran similares a las actuales, presidido por un retablo de estilo flamenco y de tamaño importante donde existían imágenes de la vida de María y una configuración muy semejante al retablo de la colegiata de Cenarruza, pero a mayor escala. 

La iglesia, se caracteriza por su trazado gótico típico del siglo XVI rodeada con un amplio parque que se extiende en sus inmediaciones, comenzando las obras de construcción del nuevo templo en la primera década del siglo XVI bajo la dirección de Sancho Martínez de Asego, estando a cargo de Martín de Garita el diseño de la torre. 

La Basílica se destaca por su amplia nave central y dos laterales un poco más bajas y cubiertas con bóveda de crucería que data del siglo XVII. 


Durante su construcción el estilo original cambió un poco transformando el estilo gótico primario y así el portal principal fue formulado con un arco de triunfo que se asemeja bastante a las obras castellanas del prestigiosos Gil de Hontañón. 

La Virgen de Begoña fue en el pasado un punto de devoción especialmente popular en Vizcaya en general pero mucho más en Bilbao, sobre todo por los marineros que tenían por costumbre cantar el salve ni bien divisaban la iglesia. 

Antiguas costumbres que aún hoy siguen realizándose como las procesiones durante el 15 de agosto o el 11 de octubre y que suelen llenar los alrededores del templo. 

A lo largo de su historia diferentes acontecimientos han señalado la vida de esta iglesia desde comienzos del siglo XIX, tales como la invasión por parte de los franceses o durante el sitio de Bilbao cuando transcurría la Primera Guerra Carlista , dejando el templo casi en ruinas, siendo posteriormente rehabilitado a partir de 1902 y quedando las obras terminadas recién en 1994, incluyendo el arreglo del carillón instalado en 1922 con su 24 campanas suizas.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros