Ontinyent, encanto magia y tradiciones

La provincia de Valencia ofrece infinidad de destinos magníficos y entre ellos algunos menos conocidos pero tan encantadores como los más tradicionales, este es el caso de la ciudad de Ontinyent a orillas del río Clariano, una zona de paisajes de tierras fértiles y un magnífico elenco monumental que resulta interesante conocer.

Un relieve montañoso formado en su mayor parte por la Serra Grossa, destacada muralla natural que cierra la comarca en su zona oeste.

Capital de la comarca de Vall d’Albaida, la ciudad d’Ontinyent tiene un encanto especial que cautiva a los viajeros que la visitan, con un casco antiguo que invita a descubrir su historia y tradiciones, además de recorrer sus barrios más populosos como el de Sant Rafael o Sant Josep que agrupan hoy la mayor parte de la población pero que han sabido ensamblarse de forma adecuada al núcleo histórico.

Entre sus monumentos, destaca la Iglesia de Santa María, dedicada a la Asunción de Nuestra Señora, con varios estilos como el románico, gótico y renacentistas que le otorgan un encanto especial rematado con un bello altar mayor y varios cuadros del pintor José Segrelles, sumándose el campanario con sus 72 metros de altura que lo convierten en el más alto de la Comunidad Valenciana y el segundo más alto de España.

Iglesias como la de San José, la de San Rafael y la Iglesia de San Miguel, construida en el siglo XIV, forman un conjunto de arquitectura religiosa digna de visitar, sin olvidar la Ermita de San Esteban ubicada en un enclave muy especial que domina la ciudad y el valle permitiendo obtener vistas maravillosas.

Los amantes de la cocina mediterránea hallarán en las ofertas gastronómicas de Ontinyent una amplia gama de platos y productos sabrosos de excelente calidad, entre ellos su tradicional Cassola al Forn a base de arroz y sus dulces más tradicionales, desde las frutas confitadas, las pasas o el pan de higo, imposible no probarlas.

Los embutidos producidos en Ontinyent han alcanzado una fama bien merecida, en especial aquellas que se elaboran aún hoy de forma totalmente artesanal, siendo comercializados muchos de estos productos en el Mercado Central de Valencia.

Fiestas y eventos populares se suceden en la ciudad durante todo el año, destacándose la Gran Feria durante el mes de noviembre o las festividades de Moros y Cristianos, realizadas en honor al Cristo de la Agonía y declaradas de Interés Turístico Nacional.

No podemos dejar de recomendar para los visitantes que disfrutan del senderismo y del medio natural, la ruta del SL.V 19, que empieza en la casa forestal de Gamellons. A través del sendero podremos deleitarnos con vistas de barrancos, frondosa vegetación, cuevas con estalactitas y huellas de tiempos pasados y también observar aves rapaces si tenemos suerte. Tambien muy recomendable, acercarnos al Paraje del Pou Clar y su entorno, muy cercano a la población.

Historia y tradiciones conjugan un entorno perfecto para descansar y disfrutar de las delicias de una ciudad del interior de Valencia llena de magia y encanto. Un enclave excelente que hará posible cumplir los deseos de los viajeros que planean disfrutar de unos días de descanso visitando tierras valencianas.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros