Bagur, centro turístico del Bajo Ampurdán

Situado en la comarca catalana del Bajo Ampurdán la ciudad de Bagur, perteneciente a la provincia de Gerona, se destaca como un destino turístico de gran belleza sobre todo durante el verano. 

Con una población estable de poco más de cuatro mil habitantes en el verano esta cifra se eleva a más de cuarenta mil, debido a su excelente oferta natural, histórica y cultural. 

Entre sus atractivos más interesante se destacan sus cinco torres de defensa edificadas para proteger la población de los piratas moros que solían atacar la ciudad en el pasado. 

Edificadas entre los siglos XVI y XVII estas construcciones son un elemento característico del paisaje urbano de Bagur, además de otras construcciones realizadas por diferentes culturas que habitaron la región. 

Esta población de la Costa Brava de característico encanto posee además lugares emblemáticos como la casa de Sebastián Puig Carreras ubicada en el centro de la ciudad y a su lado la Iglesia de Sant Pere del más puro estilo arquitectónico indiano, un tipo de construcción que cautivó en la época a Puig Carreras sobre todo debido a aquellos que visitaban América y volvían ricos siendo distinguidos como indianos. 

Así las construcciones indianas se suceden en la ciudad de Begur como la casa de Pere Pi Carreras, construida por Bonaventura Caner Bataller y que hoy funciona como el hotel Aiguaclara, destacándose también la casa de la familia Cama-Martí o la de Paco Font. 

Un antiguo edificio aloja el denominado Casino de los Señores, construido por los indianos, un espacio utilizado para llevar a cabo actividades culturales. 


Es un verdadero placer para los sentidos recorrer las calles de Begur y admirar estas y otras construcciones que en la mayoría de los casos poseen placas con sus nombres, como una excelente forma de conocer un poco de la historia de esta población. 

Calles empedradas cuidadas como la Calle Vera, que lleva ese nombre en recuerdo de los habitantes de la ciudad que partieron en busca de coral entre los siglos XV y XIX. 

También, vale la pena visitar el Castillo de Begur, después de recorrer un empinado camino hasta llegar al promontorio rocoso donde fue construido. Se trata de una edificación de estilo simple pero que ofrece excelentes vistas de toda la ciudad y de la costa. 

Destino de sol y playa, se destacan las calas AiguaBlaba, Fornells, Platja Fonda, Sa Tuna o AiguaFreda, con aguas cristalinas y magníficas opciones de relax y ocio combinando los deportes náuticos con el senderismo o algunas actividades al aire libre disfrutando la montaña.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros