Museo del Romanticismo

El Museo del Romanticismo de Madrid luego de varios años de estar cerrado por reformas, nuevamente abrió sus puertas en el año 2009.

El museo se encuentra ubicado en un inmueble de la calle San Mateo, siendo el lugar original en el que fue creado en 1921 por el marqués de Vega-Inclán, un aristócrata que decidió donar toda su colección de cuadros, mobiliario y variados objetos de arte que ya habían sido expuestos en la denominada Sociedad de Amigos del Arte.

El nombre original con el que fue creado este espacio de arte fue Museo Romántico y además de las obras donadas por el marqués fue incrementando sus fondos con otros aportes hechos por nobles, artistas e intelectuales de la época y que se incorporaron gradualmente. 

Entre los personajes reconocidos que donaron obras de arte al museo se encuentran por ejemplo Rafael Alberti, quien asumió la dirección del mismo, además de Larra, Zorrilla o Juan Ramón Jiménez.  

Al producirse la remodelación del inmueble que alberga el museo también sufre un cambio su nombre y pasa a llamarse como se lo conoce hoy Museo Nacional del Romanticismo, ya que a través de varios cambios en la estructura se plantea como una propuesta más completa y con un enfoque más actual.




El museo se encuentra estructurado en diferentes áreas temáticas que llevan a los visitantes a recorrer el pasado visto de diferentes perspectivas, como la infancia, la vida familiar, el cortejo, política, costumbres y economía.  

Existen salas que han sido exclusivamente dedicadas a reproducir en todos sus detalle la apariencia de una vivienda de la alta burguesía, además de otras secciones dedicadas a figuras importantes de la historia como Isabel II y grandes escritores como Zorrilla y Lara.  

La colección completa se encuentra compuesta por más de siete mil obras de las cuales casi la mitad so fotografías elaborada con diversas técnicas, existiendo también algunas más modernas y unas seiscientas que muestran mobiliario desde el reinado de Fernando VII hasta el de su hija Isabel II.  

Cerámica andaluza, joyería, animales disecados y artesanías variadas completan esta colección magnífica, que sin embargo se destaca por la gran cantidad de pinturas tanto en lienzo como en acuarela.

La mayor parte de estas pinturas corresponde al siglo XIX, cuando el Romanticismo alcanza su esplendor. Luego de recorrer la exposición es interesante visitar la capilla donde existe un retrato del Papa Gregorio Magno obra del famoso Francisco de Goya, y por último dar un paseo por el bonito jardín de adorna el exterior de la mansión.  

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros