Valldemossa

Mallorca es uno de los destinos turísticos más visitados durante todo el año pero indudablemente en el verano los viajeros llegan a esta maravillosa isla para disfrutar no solo de sus encantos naturales sino también de su rica historia y patrimonio, sobre todo los amantes del turismo rural.

Una de las localidades que es recomendable visitar es Valldemossa, muy cerca de Palma capital de Mallorca.  

Se trata de un antiguo municipio que encanta a los visitantes por su belleza, siendo por ella considerada como una de las más bonitas de Mallorca sobre todo por su estilo y la tranquilidad que puede verse alterada en temporada alta precisamente por la gran cantidad de turistas que la visitan.  

Esta antigua ciudad fundada por los musulmanes en la época que dominaban la región, llevaba en ese entonces el nombre de Vall d’en Musa.

Recibe a los visitantes la iglesia de Sant Bartomeu de estilo gótico construida durante el siglo XIII y posteriormente reformada, se destaca por su torre de gran altura que alberga el campanario.  

Esta pequeña población de poco más de dos mil habitantes fue en el pasado la residencia temporal de personajes destacados como Santa Catalina, el célebre Federico Chopin quien se alojó en su visita a la ciudad en 1838 en la Real Cartuja de Jesús de Nazaret. Además de disfrutar de la isla y recobrar un poco de su salud también compuso mientras se alojó aquí varias obras que luego se hicieran famosas.  


En el antiguo castillo, construido en la época de Jaime II en 1321 vivían los monjes que crearon la Cartuja dedicándose a la herboristería hasta 1835 cuando llega la desamortización y son desalojados y es edificio quedó como propiedad del Estado.

Exiliados famosos como Unamuno, Azorín y Rubén Darío vivieron en la Real Cartuja de Valldemossa y hoy es uno de los sitios que forman parte del recorrido turístico de la ciudad visitando también la iglesia, el claustro, celdas y el Palacio del Rey Sancho, además de sus jardines.  

Otra de las visitas obligadas en Valldemossa es la de la casa natal de Santa Catalina Tomás, conocida popularmente en la Isla como La Beateta. 

El lugar es una capilla simple y existe una fuente con una escultura que representa una de las escenas más conocidas asociadas a esta Santa.  

Cerca de este lugar se encuentra la Iglesia Parroquial de San Bartolomé edificada durante el siglo XIII y reformada posteriormente y también desde allí es posible llegar hasta el famoso Miranda des Lladroners, un mirador que permite obtener vistas magnífica de la ciudad de Palma  

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros