Castillo de Barcience

Toledo posee fortalezas y castillos que forman parte de su patrimonio cultural e histórico, una forma de recorrer su pasado y volver el tiempo atrás recorriendo estos monumentos de gran encanto.

El Castillo de Barcience situado cerca de Toledo y recorriendo la carretera que lleva a la localidad de Ávila puede verse esta fortaleza que domina la localidad del mismo nombre.  

Para acceder al castillo es preciso entrar a la ciudad de Barcience y cruzar el cementerio, encontrando así una pista de tierra que atravesando un pinar conduce al castillo.

Toda la zona de Barcience fue durante los siglos XI y XII una extensa zona fortificada, pasando durante el siglo XIII a manos de la Orden de Santiago siendo cedida a los condes de Cifuentes en 1454 quienes mandaron construir este pequeño castillo.  

La construcción comenzó en vida de Juan de Silva y su nieto concluyó la obra siendo provisto de guarnición y artillería cuando corría el siglo XVI.

De la familia Silva el castillo pasó a ser propiedad de las casas ducales del Infantado, de Osuna y Pastrana, siendo donada por ésta última al Papa León XIII quien posteriormente procedió a realizar una venta particular en conjunto con todo el término municipal y el pueblo.


Los historiadores y estudiosos de estos temas no han encontrado ninguna referencia que indique que este castillo haya formado parte de alguna acción bélica y siempre fue utilizado como residencia señorial.  

De planta cuadrada se caracteriza sobre todo por su torre del homenaje, con un muro exterior donde es posible ver grabado un gran león rampante, emblema de la Familia Silva.

En cada uno de sus ángulos del área posterior existen dos torres de forma cilíndrica y en la parte anterior ha quedado en pie una torre del homenaje, de forma rectangular y tamaño mayor.  

Por el paso del tiempo y al no estar habitado desde hace muchos años su interior fue destruyéndose poco a poco, sin embargo pueden verse aún sus dos plantas y los advares que recorren toda la extensión de la torre.

Se estima que el castillo también tuvo un foso y una gran barrera de la que aún quedan dos cubos que servían de protección a la puerta de ingreso a la fortaleza.  

Las partes que mejor se han conservado del castillo son la torre del homenaje y la estructura exterior de mampostería.  

El Castillo de Barcience es hoy propiedad privada a pesar que se encuentra bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español siendo posible acceder hasta él y visitarlo de forma gratuita.  

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros