Real Fábrica de Tapices

Ubicada en la zona de Atocha y muy cercana a la ruta turística conocida como “El Paseo del Arte” en la calle Fuenterrabía 2, Madrid, se encuentra la Real Fábrica de Tapices, fundada en 1721 por Felipe V con el objetivo de sustituir en la época la importación de artículos y productos de lujo provenientes de Francia. 

El magnífico edificio que alberga esta fábrica, declarado Patrimonio Histórico Industrial, es de estilo neo-mudejár y fue realizado por José Segundo de Lema, que era en la época el arquitecto mayor del Palacio. 

En su interior alberga una de las más bellas colecciones de alfombras, tapices y pinturas de los siglos XVIII, XIX y XX. 

Un espacio de arte donde es posible admirar la colección de tapices que han sido realizados en base a los cartones pintados especialmente por Goya para esta fábrica, donde hasta hoy se realizan las tareas de forma totalmente artesanal tanto de los tapices como de las hermosas alfombras. 

En un comienzo el encargado de la fábrica fue Jacobo Vandergoten, un gran maestro tapicero de Amberes quien se instaló en Madrid junto con su familia y a su muerte en 1729 continuaron con la labor sus hijos Jacobo y Cornelio, una dinastía familiar que vendría a extinguirse en 1786. 

A esta familia la sucedería otra que eran sus parientes los Stuyck, también procedentes de Amberes y en sucesivas generaciones llegaron casi a nuestros días. 


La época de oro de esta fábrica coincide con los reinados de Carlos III y Carlos IV, comenzando luego una renovación con diseños diferentes a los de la tradición flamenca y se pasa a motivos más castizos y actuales para la época. 

Durante el siglo XIX la Real Fábrica de Tapices consolida de gran su prestigio y se la reconoce internacionalmente, sobre todo por la calidad de sus productos, que adornaban residencias, hoteles y palacios, una época donde los diseños se adaptaban a los deseos y gustos de los clientes. Esta fábrica fue dependiente del Estado hasta la llegada del año 1963 cuando pasó a manos privadas. 

Durante el siglo pasado y más precisamente en la década de los años noventa pasó momentos críticos con gran cantidad de deudas con los bancos y para resolver el problema se formó en 1996 la Fundación Real Fábrica de Tapices, una entidad sin fines de lucro que se encarga de garantizar la transmisión de estos oficios además de divulgar el legado histórico de esta industria. 

La Real Fábrica de Tapices puede visitarse todos los días de 10.00 a 14.00 horas en un recorrido que dura aproximadamente media hora. 

Además de las instalaciones también existe en el lugar un patrimonio monumental importante con legajos, expedientes y libros de cuentas y encargos, además de cartas de Goya, inventarios de las pinturas entregadas por el artista y hasta un inventario realizado en 1839.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros