Palacios de Tordesillas

A menos de treinta kilómetros de Valladolid, la localidad de Tordesillas presenta una interesante propuesta para los amantes del turismo cultural, teniendo en cuenta su rico patrimonio entre los que se destacan sus palacios. 

Desde tiempos medievales la esta villa se distinguió por su incesante actividad cortesana y como muestra de ello sus casas y palacios muestran construcciones magníficas que datan del siglo XVI, situadas en los alrededores de la Plaza Mayor de la ciudad. 

El Palacio Real es una de las edificaciones más destacadas de Tordesillas, sede temporal de la coste castellana y lugar que albergó a la Reina Juana I de Castilla durante casi cincuenta años. 

Al convertir el Palacio en el Convento de Clarisas el rey Enrique III tomó la decisión de mandar a construir otro palacio muy cerca del primero, el cual contaría con vistas especialmente enfocadas hacia el río Duero. 

De planta rectangular, el palacio fue construido en mampostería y tapial, contando con dos pisos de altura y tres portales teniendo la principal vistas hacia el sur mirando al Duero, otro hacia la calle San Antolín y la tercera con orientación norte y con frente al Palacio de los Alderete. 

Las estancias fueron cubiertas de madera y las paredes se adornaron con valiosos tapices, contando además con dos patrios y también una huerta. 

Los materiales utilizados para la construcción que eran de mala calidad obligaron a realizar constantes reparaciones y fue derribado en el año 1773 durante el reinado de Carlos III. Tordesillas ha sido testigo de una época de gran esplendor y aún hoy se conservan casas y palacios de esos tiempos que se encuentran situados ocupando la extensión de las cuatro calles que comienzan en la Plaza Mayor. 

Tres casas también se destacan en la villa de Tordesillas una de ellas se encuentra en la Plaza de roma junto a la Iglesia de San Pedro, con elementos que datan del siglo XVI, la otra construcción es una casa situada en la calle San Antolín, un edificio realizado de piedra edificada de piedra con aspecto de fortaleza por sus balcones. 

Por último y junto a la Iglesia de San Antolín con vistas hacia el río están las Casas del Tratado, famosas por las negociaciones y la firma del Tratado de Tordesillas en 1494. 

Estas últimas casas de gran importancia histórica son en realidad dos palacios donde se llevaron a cabo las negociaciones que terminaron en la firma del famoso Tratado de Tordecillas de 1494, entre España y Portugal por el cual el dominio del nuevo mundo quedaba así dividido en dos partes por medio del meridiano que pasaba por las Islas de Cabo Verde

En la actualidad estas dos casas unidas fueron rehabilitadas y funciona allí la Casa de la Cultura. Otro antiguo palacio es el que perteneció a Alfonso XI en 1340 y que fuera realizado por arquitectos que vinieron especialmente de Toledo y Sevilla para construir una maravillosa obra de arte mudéjar al mejor estilo de los alcázares árabes. 

Donado posteriormente a la orden de Santa Clara fue transformado en un monasterio, siendo hoy considerado como uno de los mejores ejemplares del mudéjar en Castilla y León.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros