Parque Nacional de Timanfaya

La isla de Lanzarote es diferente a todas las demás islas que la rodean y sus paisajes son un verdadero deleite para la vista de todos aquellos que la visitan. 

Su entorno natural forma paisajes extraordinarios y a pesar que, al igual que las otras islas de la región, es de origen volcánico afortunadamente hace más de cien años que no se producen en el lugar erupciones, motivo por el cual su bellos paisajes se mantienen intactos. 

Su población tiene mucho que ver en la conservación de la naturaleza de Lanzarote a través de su agricultura casi artesanal que ha logrado producir en una tierra de condiciones tan adversas productos de la huerta realmente increíbles. 

Por ello, quienes viajen a Lanzarote tendrán la posibilidad de recrearse con este paisaje inusitado al recorrer la isla, algo imprescindible si desean disfrutar de todos sus encantos visitando lugares como el Parque Nacional de Timanfaya, y para ello nada más conveniente que utilizar los servicios de Alquiler de coches en Lanzarote, una solución perfecta para desplazarse por toda la isla sin perder detalle de cada rincón. 

El Parque Nacional de Timanfaya se encuentra formado por una plataforma cuya extensión de 200 kilómetros cuadrados se encuentra totalmente cubierta de restos volcánicos que descienden hasta llegar a la costa de la isla, presentando un paisaje sobrecogedor. 


Un paisaje peculiar creado por la naturaleza y la furia irrefrenable de los volcanes en erupción que hicieron en otros tiempos todo este lugar un vasto territorio arrasado por la lava, creando uno de los más majestuosos Parques Naturales de España y la zona volcánica de mayor envergadura de las Islas Canarias, siendo por ello declarado como Reserva de la Bioesfera por la UNESCO. 

Acceder al parque se hace sencillo utilizando la carretera haciendo posible sus variados caminos recorrer este territorio de insospechadas bellezas, formado por un mar de lava que ha quedado petrificada como muestra de la furia de los volcanes en el pasado. 

Extensos desiertos fueron formados por las cenizas volcánicas, un paisaje que se completa al llegar a la Montaña de Fuego, donde las grietas del volcán que aún sigue incandescente hace que la temperatura a pocos centímetros del suelo supere los 400 ° C, dando un espectáculo asombroso de poder insospechado.

Un paseo realmente asombroso el Parque Nacional de Timanfaya es el más espectacular exponente del origen volcánico de la Isla de Lanzarote que cautiva con sus colores, negros, rojos y ocres que no deja indiferentes a los viajeros que lo visitan.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros