Basílica Nuestra Señora de los Desamparados

La Patrona de Valencia, Nuestra Señora de los Desamparados a pesar que en otros tiempos se la relacionaba como su nombre lo indica con los disminuidos a nivel psíquico y también con los condenados a muerte, fue adoptada por los habitantes valencianos como su guía y patrona.

Nuestra Señora de los Desamparados, es muy querida y venerada por los valencianos razón por la cual tiene esta basílica dedicada en su honor construida entre los años 1652 y 1667, siendo además la primera obra de estilo barroco que fue edificada en Valencia. 

El origen de la Cofradía de la Madre de los Inocentes y Desamparados se remonta a principios del siglo XV, fundada con el objetivo de socorrer a enfermos mentales y también para dar sepultura a los ajusticiados. En la época la imagen de la Virgen tallada en madera y de estilo gótico era colocada sobre los cuerpos de los difuntos mientras se trasladaba el cortejo fúnebre. 

Con el tiempo la imagen fue cubriéndose con mantos y joyas que le sirvieron de adorno, siendo añadido a la imagen los dos inocentes que se encuentran a sus pies, obra de Vergara en el siglo XVIII. Ubicada en la plaza de la Virgen, es la única iglesia que dentro del casco antiguo de la ciudad no se ha construido sobre los restos de otra iglesia o convento. 

Esta basílica junto con la Catedral de Valencia forma uno de los sitios históricos más importantes de la ciudad. 


Un sitio que en el pasado correspondió al foro romano del cual aún quedan algunas lápidas que se encuentran en la misma fachada de la basílica y forman parte de la pared. 

Su planta de forma elíptica se completa con naves radiales, y bóvedas totalmente decoradas con frescos de Antonio Palomino realizados a principios del siglo XVIII. 

Tras el arco del altar mayor se encuentra el camarín de la Virgen y en sus laterales pueden verse dos esculturas de los santos Vicente mártir, que es el patrón de la ciudad y Vicente Ferrer, patrón de la Comunicad de Valencia, ambas obras hechas por Esteve. 

También se dice que esta virgen hizo milagros como en el siglo XVII la curación del virrey Oropesa afectado de la peste, razón que llevó a diseñar una capilla muy humilde donde se la veneraba. 

Consagrada como basílica durante 1872, fue declarada como Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981. 

Quienes viajen a la ciudad de Valencia no pueden dejar de conocer esta basílica con tanto valor histórico como cultural.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros