Visitando Betancuria


El municipio canario de Betancuria situado en el centro oeste de Fuerteventura se destaca por su belleza y estilo pintoresco, a pesar de ser el menos poblado de la región ya que se encuentra asentado sobre el cráter que se encuentra sin actividad desde hace muchos años.

Se trata además de un enclave de gran valor natural y también paisajístico formado por el Parque Natural de Betancuria, una de las grandes referencias medioambientales que existen en la isla.

Recorrer este bonito lugar es realmente una aventura indescriptible ya que resulta interesante su placidez actual luego de haber sido en el pasado una ciudad arrasada por los piratas y hoy declarada como conjunto histórico-artístico

Un recorrido por su casco viejo permite disfrutar de sus blancas casas que conservan todavía algunos rasgos renacentistas y góticos sobre todo en sus puertas y ventanas además de estar adornadas por un entorno de palmeras.

Un poblado tranquilo y de pasear lento con detalles arquitectónicos admirables entre los que se destaca la iglesia-catedral de Santa María de Betancuria, situada en la plaza de la Concepción. La iglesia se destaca por su blancura que contrasta de forma importante con el resto del paisaje de tono rojizo.

Esta iglesia es el monumento religioso más importante y está formada por tres naves separadas por columnas y una torre que se encuentra formada por cuatro cuerpos.

La construcción que hoy puede visitarse data del año 1691 y muy cercano a ella es posible ver los restos del que fuera el primer convento franciscano que existió en las islas

Un conjunto histórico importante forma una de los pueblos más aristocráticos que existieron en Fuerteventura. Bentancuria fue fundado en 1402 por los normandos que eran capitaneados entonces por Juan de Bethencourt de quien con algunos cambios la población tomó su nombre.

Estos terrenos fueron elegidos por los conquistadores debido a la fertilidad de su tierra y Betancuria pasó a ser cabeza del señorío de Fuerteventura hasta la llegada del año 1834, cuando la capital se trasladó a la villa Antigua y de allí se mudó luego a Puerto del Rosario.

Un lugar diferente que encanta a lso visitantes por su simpleza y belleza antigua que se conserva aún hoy guardando la elegancia del pasado.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros