Alcañiz, paso natural entre Aragón y Valencia



Poblados y villas relativamente pequeñas son lugares especiales para conocer, ya que guardan pequeños tesoros históricos y de tradiciones que han pasado de generación en generación.

Con poco más de doce mil habitantes la localidad turolense de Alcañiz, se encuentra situada a 381 metros de altitud y a 160 kilómetros de la ciudad de Teruel.

Se trata de la población de mayor importancia de la región del Bajo Aragón turolense, siendo el paso natural entre Aragón y Valencia, circunstancia que siempre condicionó su progreso, historia y economía.

En el pasado esta fue tierra de gente dedicada a la agricultura con el paso del tiempo y el aumento del turismo fue transformándose en una ciudad dedicada principalmente a ese sector.

Rincones pintorescos tradicionales como el Casino Artístico y Comercial, han sido conservados como lugar de reuniones, tertulias y eventos.

Existen varias festividades en la ciudad pero una de las más importantes tiene lugar durante el mes de julio. El Festival Artístico Internacional, congrega público ávido de disfrutar de variadas exposiciones, conciertos y diversas representaciones culturares de variado tipo donde se unen pintura, música y teatro.

Alcañiz forma parte además de la llamada Ruta del Tambor y el Bombo, una tradición que se remonta al año 1678 y que abarca otros nueve pueblos de la región y que tiene que ver con la celebración de Semana Santa. Un tiempo donde los instrumentos musicales son las estrellas del espectáculo, que comienza el Viernes Santo luego del pregón cuando empiezan a sonar los tambores que continuarán sonando hasta la tarde del Sábado Santo.

El poblado de Alcañiz es un conjunto histórico y artístico que siempre ha vivido al pie de su majestuoso castillo, además de cuatro edificios emblemáticos que son de visita obligada al visitar el lugar, ya que a través de ellos será posible conocer su pasado y rica historia.

Entre esos edificios se encuentran la hermosa Casa Consistorial que fuera construida entre 1565 y 1570 en la plaza principal

Otros monumentos para visitar son la iglesia de Santo Domingo, donde se entremezcla la tradición gótica y nuevo estilo renacentista, junto con otros edificios palaciegos de gran belleza.

Entre los edificios barrocos se encuentran la iglesia de Santa María la Mayor, la iglesia del Carmen del siglo XVII, la iglesia de San Francisco construida en el siglo XVIII y la iglesia de Escolapios del siglo XVIII.

Alcañiz presenta otra gran variedad y conserva otras muchas construcciones interesantes como la ermita de Santa Bárbara, la de San Miguel y la ermita de San Pascual, junto con la antigua iglesia del convento de Capuchinos y la bella capilla de San José.

Vale la pena visitar y recorrer esta hermosa villa de Alcañiz una nexo con el pasado y una visión hacia el futuro, con tradiciones que se unen a la modernidad de una población dedicada al turismo.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros