Avilés, el pasado y la modernidad en un mismo sitio



La población de Avilés se distinguió en el pasado por ser una ciudad campesina y también marinera y de esa época ha quedado casi intacto su casco antiguo que ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico Monumental donde es posible apreciar obras arquitectónicas tanto civiles como religiosas de gran relevancia.

Situada en la zona costera central de Asturias y teniendo a su izquierda la ría que lleva el mismo nombre, esta antigua villa de Avilés fue ya en el pasado un puerto dedicado al tráfico marítimo y también a la pesca y con el tiempo se transformó en un importante puerto que servía para abastecer a la capital asturiana.


En la actualidad, se destaca por ser una ciudad moderna y que ha dejado sin embargo atrás las instalaciones siderúrgicas que en el pasado la hicieran crecer pero que luego y como consecuencia de la reconvención industrial le devolvieron su antiguo encanto.

Hoy se destaca en la ciudad el Centro Niemeyer, una gran obra de arquitectura y otro de los elementos que ha vuelto a colocar a la ciudad de Avilés como uno de los destinos turísticos de Asturias.

Entre sus monumentos más importantes se destacan el Palacio del Marqués de Camposagrado que data del siglo XVII, siendo hoy el más destacado de la ciudad de Avilés por su elegancia de barroco asturiano considerado por algunos expertos como el mejor ejemplo de ese estilo.

El edificio donde funciona hoy el Ayuntamiento fue construido en el siglo XVII y dio nacimiento a todo el avance urbanístico de la ciudad. Se trata de una construcción que consta de dos plantas y a la cual se le agrego posteriormente en el siglo XIX la torre del reloj.

Su plaza fue originada a partir precisamente de los edificios del Ayuntamiento, el Palacio Ferrera y el Llano Ponte, que en forma de triángulo dio nacimiento a la llamada Plaza de España.

Entre los edificios de mayor antigüedad se encuentra la iglesia Nicolás de Bari, que fue construida por los franciscanos en el siglo XII lo mismo que la Iglesia de los Padres Franciscanos en calle de la Ferrería con una rústica fachada de estilo románico

El Palacio de Balsera, actual Conservatorio de Música, un edificio que se destaca por su recargada decoración.

Un recorrido por la calle Galiana permite admirar las típicas construcciones de casas norteñas y sus galerías porticadas con balcones y terrazas que le dan un toque especial.

La Plaza del Mercado fue construida en el siglo XIX como otro medio de expansión de la ciudad, que con forma rectangular se une a las calles que la rodean donde se pueden admirar bonitos balcones y miradores, como también galerías sostenidas por columnas de hierro.

En el centro de la plaza existe un edifico que alberga diversos puestos de venta, donde los lunes se celebra el mercado artesanal, uno de los más tradicionales y concurridos de la región y que fuera creado hace más de quinientos años.

Avilés se presenta como una excelente alternativa para una escapada disfrutando de una maravillosa ciudad con todos los atractivos, históricos, culturales y también gastronómicos.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros