Recorriendo Lisboa


Lisboa, una bella ciudad para visitar y recorrer, con variadas posibilidades sobre todo aquellas relacionadas con actividades de tipo cultural.

Para quienes aún no han decidido un destino para las próximas vacaciones un viaje a Lisboa puede resultar una atractiva opción.

Teatros, museos y una diversidad de monumentos nos permitirán conocer la ciudad y en cada rincón hallaremos algo de su historia y tradiciones. Unas vacaciones en Lisboa dejarán recuerdos inolvidables y de seguro desearemos volver algún día.

Además, de las ofertas culturales diversas, recorrer sus barrios más emblemáticos se transforma en un paseo entretenido que nos permitirá disfrutar de sitios como el Barrio de Alfama, el Barrio de Belém o el de la zona de la Baixa, tres exponentes perfectos de esta maravillosa ciudad.

Por otra parte Lisboa es una ciudad con una infraestructura magnífica que ofrece a sus visitantes todo lo necesario para disfrutar del ocio y la diversión, con una amplia propuesta en cuanto a teatros, cines, pubs, restaurantes y discotecas.

Sitios especiales como el Oceanográfico son de visita obligada además de la experiencia única de recorrer la ciudad a bordo del tranvía, una experiencia divertida y recomendable para toda la familia.

El Oceanográfico de Lisboa es el segundo acuario más grande que existe en Europa, construido en 1998 cuando se celebraba el V Centenario de uno de los viajes de Vasco Da Gama, para la Expo 98 de Lisboa. Sus instalaciones albergan más de quince mil seres vivos divididos en cuatrocientas cincuenta especies diversas.

La construcción se encuentra literalmente flotando sobre el agua y cuenta con dos plantas. En la inferior podremos admirar los animales marinos de profundidad y en el piso superior plantas y animales de superficie. Una experiencia increíble por la cercanía que se tiene con tiburones, mantas y rayas.

El paseo por su zona antigua a bordo de un tranvía es un viaje lleno de encanto que nos permite disfrutar de sus antiguas calle y edificios históricos, una forma diferente de recorrer la ciudad y conocer por ejemplo la Catedral, la Plaza del Comercio y también otros monumentos y plazas emblemáticas.

Subir las siete colinas de Lisboa permite obtener vistas magníficas de toda la ciudad, ideal para los amantes de la fotografía, ya que pueden obtener excelentes tomas tanto de día como de noche y llevarse un recuerdo imborrable de este maravilloso sitio que jamás podremos olvidad.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros