Alájar, una villa de Huelva



La Villa de Alájar, en la provincia de Huelva forma parte del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, está formado por siete poblados Alájar, El Cabezuelo, El Calabacino, El Collado, Los Madroñeros, La Peña de Arias Montano y San Bartolomé.

Alájar es un sitio que posee arraigadas tradiciones, entre ellas una de las más antiguas se celebra los 7 y 8 de setiembre desde el 1700, es la Romería de la Reina de los Ángeles.

Días festivos en los cuales llegan a la villa visitantes de toda la provincia y de diversos lugares de Andalucía y también de Extremadura.

El primer día se realiza un paseo a caballo desde Alájar hasta el Santuario, que se conoce con el nombre de El Poleo y en el segundo día a partir de la mañana diversas hermandades de la Virgen de Alájar llegan al lugar y se reúnen a los pies de la virgen, celebrándose una procesión y pasando luego un bonito día de campo, donde se pueden degustar todos los platillos típicos de la gastronomía local.

Ieales para la práctica de senderismo los alrededores de Alájar son también aptos para dar largos paseos en bicicleta o simplemente una larga y reconfortante caminata.

Sus mercadillos artesanales son interesantes de recorrer, los mismos tienen lugar todos los fines de semana y sus productos principales son piezas de cerámica.

En Alajar existen varios monumentos para visitar como sus bonitas iglesias y ermitas.

Además y a poco más de un kilómetro de la villa se encuentra la Peña de Arias Montano, donde se encuentra el Santuario de la Reina de los Ángeles, levantado en lo alto de la cordillera, rodeado de bonitos bosques de robles y castaños y adornado por grutas y fuentes.

El nombre de la gruta se debe a que el confesor de Felipe II Arias Montano se retiró a este lugar para orar y meditar. En la entrada del Santuario existe una fuente y dos pilares que que parecen estar dentro de una cueva.

Puede recorrerse también el paseo bordeado de árboles que nos llevará hasta un arco románico entrada del Santuario.

Tanto el campanario como las pequeñas torres que se encuentran a cada lado y que dan al acantilado fueron construidas en el año 1700.

Ideal para quienes gustan del turismo rural y también cultural, un lugar con encanto perfecto para una escapada de fin de semana.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros