La Catedral de Málaga



La Catedral de Málaga es un magnífico monumento religioso que se alza elegante y majestuosa, siendo posible divisarla desde cualquier punto de Málaga ya que se encuentra situada en un lugar estratégico del Casco Histórico de la ciudad.

Su construcción se inició durante el Renacimiento a pesar de su compleja estructura y diversos estilos que fue motivado por el tiempo que llevó edificarla en levantarse. Su diseño original era de estilo greco-romano, pero con predominio del corintio.

Muy cercana a la calle Larios y de la Alcazaba, en un sitio en el que antiguamente se encontraba una Mezquita árabe que fue consagrada bajo la religión católica luego de la reconquista de la ciudad por parte de los Reyes Católicos, la historia de la Catedral es muy peculiar.

Como el templo era de un tamaño pequeño se elaboraron proyectos para la construcción de una basílica y comenzaron a arbitrarse los medios para conseguir el dinero que ayudara a construirla. Se logró juntar el dinero por medio de limosnas y también con la ayuda de algunas personas que hicieron donaciones.

Varios proyectos fueron presentados y por último fue el arquitecto mayor de Toledo el encargado de ejecutar la obra, según los planos diseñados por Diego de Siloé que se llevaron ante el Cabildo en marzo de 1528, donde fueron aprobados.

Llevó sesenta años para que la obra quedara en parte terminada ya que en julio de 1588 se encontraban cubiertos el crucero de la Capilla Mayor y tres naves. Sin embargo, las obras fueron suspendidas, a pesar que igual se inauguró a medio construir.

Ese mismo día se decidió que el nombre seguiría siendo el de la advocación de la iglesia original o sea Virgen de la Encarnación.

Unos años después las obras se retomaron y en 1631 se estrenó la Catedral de forma oficial, a pesar que faltaba una de las torres por lo cual se la bautizó popularmente con “La Manquita”.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros