Altea, un pueblo de pescadores


En la Costa Blanca de Alicante se encuentra Altea un bello y pintoresco pueblo de pescadores en la costa mediterránea, que se destaca por estar construido sobre un monte.

Una hermosa población de casas blancas en calles que se asemejan a laberintos y que mantiene un romántico ambiente ideal para una escapada en pareja.

Altea se encuentra ubicada en la comarca de Marina Baixa, presentando hermosos paisajes que pueden disfrutarse de lo alto de la colina donde la iglesia Virgen del Consuelo es la que preside el pueblo y su plaza nos regala una hermosa vista del Mediterráneo desde el mirador.

Su antiguo y bien conservado casco sumado a un hermoso paseo marítimo en el área costera del poblado, con típicos bares y restaurantes lo transforman en el sitio ideal para pasar unos días de total descanso.

En el puerto pequeñas embarcaciones de pescadores, una pequeña playa y variados juegos para niños lo transforman en el lugar ideal para una tarde en familia o con amigos.

Un paseo en bicicleta nos llevará hasta la cercana Playa del Albir, de aguas cristalinas que invitan a darse un chapuzón.

Los habitantes de Altea al igual que los de otras localidades vecinas se encuentran poblados por personas que provienen de Inglaterra, Alemania y algunos países nórdicos.

Por esa razón, la oferta gastronómica y cultural de estas poblaciones es variada y refleja las tradiciones de sus países de origen. A pesar de ello en Altea como todo pueblo de pescador su culinaria se caracteriza por los platos hechos en base a mariscos y arroces en sus más diversas preparaciones.

Los fines de semana es posible comprar bonitas artesanías en las tiendas que se instalan en la plaza de la iglesia, mientras se disfruta de un paseo tranquilo y reconfortante.


Visitar Altea en una escapada de fin de semana es una excelente manera de disfrutar unos días de descanso en un sitio encantador y diferente.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros