La catedral de Betancuria




Hoy nuestro paseo por el interior de los mejores destinos españoles nos lleva hasta Betancuria, principalmente para conocer su hermosa iglesia catedral dedicada a la figura de Santa María.

El poblado ha resistido durante años escondido de los piratas y aprovechando el clima que se origina debido a las peculiares características del terreno, con un macizo que se extiende hasta los 724 metros en su punto más alto.

Las casas están construidas con diferentes estilos, desde el gótico hasta el renacentista y forman un conjunto histórico imperdible en la isla de Fuerteventura, en el archipiélago canario.

Betancuria es un pueblo de origen aristocrático, fue fundado entre 1402 y 1404 por los marineros normandos del capitán Bethencourt y de allí nació su nombre. Los viajeros eligieron la zona por la abundancia de agua y la fertilidad de las tierras. Fue incorporada en 1405 a la Corona de Castilla y fue la ciudad de mayor importancia del señorío de Fuerteventura hasta que en 1834 paso a la villa de Antigua y de allí al llamado Puerto del Rosario.

El edificio más emblemático, y razón de sobra para visitar Betancuria, es la iglesia catedral de Santa María de Betancuria, construida en el centro de la plaza Concepción. Su color blanco inmaculado contrasta con el tono rojizo de la tierra.

En su interior, la catedral guarda la talla de Santa Catalina que acompañaba a los conquistadores en sus viajes durante el siglo XV.

Un hermoso pueblo con su casco histórico y las mejores postales del paisaje en Fuerteventura.

0 comentarios :

Api-spain.es Tu blog de información turística en España Contacta con nosotros